“Regreso con las ganas e ilusión que siempre despiertan dirigir Santa Catalina”

|




Durante ocho años trabajó en las inferiores y terminó dirigiendo el plantel de primera división con quien se consagró campeón de la Liga del Centro en el 2014. Es un hombre de la casa, conoce a sus dirigentes, jugadores, pero sobre todo a la gente que rodea al club. Pablo Brun vuelve a dirigir Santa Catalina luego de su exitosa incursión por el otro club de sus amores, Larrañaga, poniéndose nuevamente la “banda roja” y con ello abre un nuevo desafío. Quizás mayor al de temporadas anteriores porque el club mantiene la vara alta y ser campeón se ha vuelto una obligación. “Regreso con las ganas e ilusión que siempre despiertan dirigir Santa Catalina”, dijo el entrenador cuento Centenario habló con él este fin de semana.

La posibilidad de volver me tomó medio de sorpresa porque no sabía qué hacer este año. No estaba muy decidido de si continuaría o no en Larrañaga. Me llamó la directiva de Santa Catalina, tuvimos algunas conversaciones, nos pusimos de acuerdo y al final decidí regresar a la banda roja”, contó Brun sobre cómo se dio esta nueva vinculación.

En términos generales, los clubes de la Liga del Centro, tienen previsto este año apostar a sus formativas y reforzarse con los indispensable, Santa Catalina parece transitar por ese mismo camino.

Este año lo que se habló con la directiva es apostar al plantel de la casa y traer dos o tres refuerzos, que es lo que estamos viendo porque recién arrancamos los entrenamientos. Los dirigentes estaban concentrados en la actividad benéfica del fin de semana y quedó que a partir de hoy veremos que plantel se armará”.

Sana Catalina es un club que en los últimos años ha estado siempre en la definición de los campeonatos y eso es algo que hay que mantener, más allá de que se haga una apuesta a los jugadores del club”, comentó el técnico.

Brun sabe que no contará con un referente como es Enzo Aresqueta. Radicado hace ya algunos años en Cardona, el jugador planteó su interés de jugar en esa ciudad ya que “está algo cansado de los viajes. Es el jugador del club que se va, por lo que veremos de qué manera se remplaza, evidentemente en algunos puestos estamos medio corto de jugadores, por eso es necesario analizar y ver que se trae”.

Está todo arreglado para la llegada de un nuevo golero, porque Mauro Varga que se formó en Santa Catalina, el año pasado jugó en Rodó y decidió quedarse ahí, señaló el entrenador.

Después se verá si el presupuesto da para traer jugadores, buscaremos siempre potenciar el plantel. Esas son las metas de arranque”.

Brun también destacó la posibilidad de volver a dirigir en la Liga del Centro. “El fútbol es fútbol en todos lados, quizás en Liga del Centro hay un poco más de pasión, aunque ahora Cardona está mejorando en el tema organizativo, pero en la Liga hay más actividades y movimiento de jugadores que vienen de diferentes lugares y eso le da un condimento especial”.

Finalmente dijo que “cada regreso tiene su impronta propia, hasta hace un tiempo atrás estuve ocho años seguidos en el club, en las inferiores y luego el plantel de primera. Cuando uno se va ve cosas desde otra perspectiva, eso sirve para uno, ir a otro lado, recargar pilas, recoger experiencia y volver con todas las ganas e ilusión que en este caso siempre despiertas dirigir Santa Catalina. Hay material, es cuestión de trabajar y después que los resultados nos acompañen”.



Nota completa en edición  de 29 de enero 2018

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.