​El sistema político uruguayo

|

Tengo 45 años. Soy un uruguayo común y corriente que vive su vida con sus dichas y sus pesares.

Fui al sistema educativo público y luego a la Universidad de la República de la cual egresé con un título bajo el brazo y cargado de esperanzas y sueños. Más adelante en el tiempo logré un título de Posgrado . Hijo de padres docentes. Todos hemos salido adelante y vivimos nuestro proyecto vital mezclado en las entrañas del pueblo. Con sus pasiones, sus amores, sus errores y sus virtudes.

Cuando se reconquistó el sistema democrático en el año 1985, siendo yo un niño aún, se palpitaba la esperanza en todos nuestros mayores. En nuestros padres, en los de nuestros amigos y conocidos. Se aspiraban vientos de esperanza e ilusión. Así, fueron rotando todos los partidos políticos grandes por la responsabilidad de conducir el Poder Ejecutivo. Con sus aciertos, sus errores y sus horrores también.

Sin embargo, el pueblo, cansado de errores de los partidos tradicionales decidió, sabiamente, activar el sistema republicano mediante el sufragio popular, libre y secreto. Allí en la serenidad del cuarto donde se escogen las listas que mejor nos representan en un momento dado, y a solas con su conciencia, creyó oportuno dar al Frente Amplio la oportunidad de gobernar. De hacerse cargo de su gestión, también, en algo que viene implícito con toda responsabilidad otorgada.

Quince años es mucho tiempo en la vida de una Nación y tal cual preceptúa el artículo 4° de la Constitución de la República Oriental del Uruguay: " La soberanía en toda su plenitud existe radicalmente en la Nación...." . Así y sobre todo en este gobierno en particular hemos visto con horror y suma tristeza, que apena el alma y la carga de dolor, como se niegan verdades evidentes porque hasta ahora es así: gestión calamitosa de Ancap que nos tiene a todos los uruguayos soportando una carga insostenible de vivir en un país caro para vivir, un vicepresidente de la República que renuncia a su cargo y que está siendo investigado por la Justicia Especializada en el Crimen Organizado, otras denuncias de eventual corrupción que emanan del Parlamento Nacional y de todos los partidos políticos como es el caso de ASSE, la negación de un déficit fiscal tremendo que ha obligado al gobierno a realizar varios ajustes fiscales directos e indirectos. Por indirectos me refiero a los que, vía tarifas públicas, se ejecuta por segundo año consecutivo. Si UTE quería bajar un 5% las tarifas y las suben un 3.5 % estamos soportando un 8.5% de aumento. Es descarado todo. Como dice el humorista de Santo y Seña, " somos los nabos de siempre ". Y discúlpeseme la disgresión .

Pero hay más, claro. El proyecto de ley de los denominados cincuentones es increíble. Es el ejemplo de como en aras de salvar una franja etárea de eventuales errores pasados ( en los que no voy a entrar ), y sin pensar en el interés general que significan el resto de las generaciones, no se escucha y ni hace caso a propuestas razonables como la de Astori y Lacalle Pou en el caso.

A esto se suma el caso del intendente de Soriano, también denunciado en el Poder Judicial.

La gente descree y eso no es bueno ni sano para una democracia.

En el caso de Sendic al renunciar se dio un señal clara, más allá de presiones lógicas que habrá habido. En lo de Bascou, no pasa nada. Impertérrito como Sendic al comienzo.

Por ello es necesario que el sistema sea capaz de estar a las alturas de las circunstancias y sea capaz de autodepurarse. Bascou también debería irse.

Debemos pensar, en la serenidad de nuestras conciencias si no es necesario que haya una rotación de partido político en la conducción del Poder Ejecutivo. Ergo, que el Frente Amplio no gane las elecciones.

Leo a los serviles, vetustos y cuadrados de siempre decir que la oposición no tiene agenda, que es volver al pasado. No sé si es cierto, pero lo que sí sé es que aún si fuera cierto ello, el actual gobierno tampoco, y que muchos sentimos muchas ganas de huir del presente. ¿ Al pasado ?. No, al futuro. El pasado quedó en la Historia. Supongo que los partidos tradicionales han aprendido de estar en el llano.



Dr. Federico Arregui

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.