Abandonó su pasión el fútbol, para llegar muy alto

|




Sebastián Peláez inició su actividad en el fútbol siendo muy niño, en su querido Club Nacional de Cardona, disfrutando de nuestro más popular deporte hasta los 26 años de edad, cuando cambió la pelota por la moto, otra de sus pasiones. Según cuenta en entrevista con Centenario, el fútbol le dio satisfacciones, experiencia, enseñanza, valores y muchos amigos, fue importante en su vida, pero ya quedó atrás, el Motociclismo es su presente y la posibilidad de cumplir un sueño a corto plazo, acelerar en la máxima categoría del Motocross Nacional, formando parte además de un equipo de Campeones, como el “Florín MX Team”.

¿Qué significó el fútbol en tu vida?


-Uno cuando niño anhela jugar al fútbol y es el sueño de muchos llegar al profesionalismo. Después la vida te pone trabas o simplemente las cosas no se dan y te toca quedarte a la vuelta. Este deporte me regaló mucha enseñanza, satisfacciones, emociones, amigos, permitiéndome jugar en muchos clubes, Nacional, Colón, Colonia y Larrañaga a nivel local, en las formativas de Plaza Colonia y en la selección Sub 15 de Colonia-


¿Tu llegada a Plaza Colonia te generó expectativas como para iniciar tu carrera profesional?


-Sin dudas que sí, pero hubo una decisión que tuve que tomar junto a mis padres en ese entonces. Cuando sos gurí lo primero que querés es probar suerte, se dio lo de Plaza donde estuve dos años, pero en determinado momento me tocó volver, tampoco en ese momento se trabajaba en Plaza como ahora. Regresé a fútbol local y llegado los 19 ó 20 años ya se hace más difícil seguir ese sueño…



Nota completa en edicióndel 29de mayode 2017

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.