​Pra frente Brasil

|


Fueron por Dilma Ruseff, por el PT y por Lula. Les cobraron caro, muy caro, errores como aliarse con Temer y su banda de mafiosos, poner un ministro de economía neoliberal y lo peor de todo, no ver que financiar la política con dinero sucio no es una estrategia de izquierdas. Me cuesta llamarle ‘error’ a la corrupción, pero también es un error creer todo lo que nos dice la radio, los diarios, la TV y las redes. En política los errores son políticos.

Ahora vienen por Temer y los políticos de derecha. Vienen por un parlamento impresentable, indefendible, vienen por las empresas públicas, por los recursos naturales, por los derechos de los trabajadores brasileros. Vienen por todo. ¿Vienen por la democracia?

Los poderes fácticos en Brasil se expresan a partir de las ‘Bancadas’: la ruralista, la evangélica y no olvidemos la bancada de ‘la bala’, la de los capitanes de la industria y de la banca. Todas expresan las facetas más temibles del capitalismo. Otro poder fáctico, que juega su propio partido, es el sistema de medios. La izquierda quiso un Brasil potencia y una América libre y unida. ¿Qué quiere la derecha?

Temer fundamentó su voluntad de aferrarse al cargo en que no quiere “tirar a la basura tanto trabajo hecho por el país”. (La Diaria) El ‘trabajo’ realizado tiene que ver con desmantelar todos y cada uno de los avances sociales que el PT llevó adelante.

"Brasil necesita grandes reformas, vitales para restaurar la credibilidad, que trae inversiones, que generan empleo", dijo la ministra de Derechos Humanos del actual gobierno de centroderecha, Luislinda Valois. (IPS) Si Temer es ‘centro-derecha’ ¡cómo será la derecha-derecha!

La católica Comisión Pastoral de la Tierra (https://www.cptnacional.org.br/) informó de la muerte de 61 personas en conflictos registrados en zonas rurales de Brasil durante 2016. Entre los 61 asesinados, 17 eran jóvenes menores de 29 años y 13, indígenas. Países como México o Colombia muestran cifras de muertos peores que estas.

Álvaro García Linera advierte que la mediatización de la política es un fenómeno de nuestra época. Los medios de comunicación se han convertido en los partidos de este siglo, allí donde la derecha política es débil y/o impresentable. Las redes, un nuevo medio que se potencia, son susceptibles de manipulación. Otras distorsiones parten de la judicialización de la política en un marco de conservadurismo de ese poder, el factor militar y el económico-financiero. En la nueva ‘lucha de clases’ se reconocen nuevas alineaciones sociales, los límites entre clases subordinadas y dominantes se difuminan en el campo cultural. El desinterés ‘en’ y el descrédito ‘por’ la política, son expresión clara de nuevas realidades.

Construir poder alternativo parece una tarea de titanes; imaginar alternativas al poder del sistema, imposible.

Escribió Diego Rubio, en Nueva Sociedad, una nota que titula: “Pesimismo y nostalgia en la era de los populismos” y culmina con una propuesta.

Rubio resume la solución: “Así las cosas, la pregunta es: ¿cómo pueden las democracias combatir esta nostalgia que amenaza con minar el orden liberal?” (Democracia y liberalismo son un matrimonio conflictivo) “A mi modo de ver, se requiere un doble esfuerzo. Por un lado, es necesario que nuestra clase política mire de una vez hacia el futuro y construya nuevos proyectos que sustituyan a las utopías ya agotadas del comunismo, socialismo, neoliberalismo, etc., y que lleven a Occidente a un nuevo estadio de bienestar e igualdad.” (Las utopías agotadas demandan nuevas utopías ¿postcapitalistas?) “Por otro, es imprescindible que nuestros líderes miren hacia atrás y formulen narrativas históricas que pongan en valor las muchas conquistas sociales alcanzadas por la globalización, el libre mercado, la democracia y la integración europea y que denuncien las miserias de ese pasado que algunos se empeñan en idealizar.” (Conquistas que ‘a mi modo de ver’ son fruto del enfrentamiento a la globalización y el libre mercado, la democracia me parece más utopía que realidad y las ‘bondades’ de la integración europea están en cuestión. Los desastres socio-ambientales muestran un lamentable balance para la humanidady la naturaleza.

Por otra parte, La República informa: “Los mercados brasileños se desplomaron casi 9% tras conocerse reportes de que el presidente Michel Temer aprobó sobornos para silenciar a un testigo en una investigación de corrupción, lo que alentaba las apuestas a que podría ser depuesto, descarrilando reformas económicas que están en marcha.”

En El Observador, la noticia alude a un documento de la fiscalía general de Brasil: "Se verifica que Aécio Neves, en articulación, entre otros, con el presidente Michel Temer, buscaron impedir que avancen las investigaciones de Lava Jato, sea por medio de medidas legislativas o por medio del control de nombramientos de los comisarios de la policía que conducirían las investigaciones"

Por su parte El País titula: “Fiscal acusó a Temer de obstrucción, organización criminal y corrupción”. Y aclara que “La Corte Suprema brasileña consideró consistentes las acusaciones y autorizó el inicio de una investigación”. Temer y su cofradía son ampliamente cuestionados, pero sus políticas son apoyadas por los círculos del poder que temen un resurgir de Lula y el PT con una impronta más radical e independiente del gran capital.

De la Web de Resumen Latinoamericano transcribo otros párrafos. “La Constitución de Brasil establece en la línea sucesoria luego del vicepresidente al presidente de la Cámara de Diputados, luego al del Senado y por último al presidente del Supremo Tribunal Federal (STF). El titular de Diputados, Rodrigo Maia, (y) el del Senado, Eunicio Olivieria, están siendo investigados en el marco de las delaciones recientes en la causa Lava Jato (…). …en la línea sucesoria, (está) la actual titular del STF, Cármen Lúcia. La presidenta interina convocaría a elecciones indirectas en un plazo de 30 días en las cuales el poder legislativo tendría la potestad de elegir al sucesor de Temer. Por su parte, la oposición dentro del congreso impulsa las elecciones directas mediante una Propuesta de Enmienda Constitucional (PEC).” Subrayo, porque ese poder legislativo está deslegitimado, ha sido protagonista de las mayores vergüenzas, y responsable de la corrupción generalizada que hipotecó el futuro de Brasil. Elecciones directas parecen la única salida democrática y por tanto aceptable.

Sigo citando Resumen Latinoamericano. “En este escenario es difícil predecir qué pasaría en esa elección: quien más está capitalizando esta crisis política es Joao Doria (polémico alcalde millonario de San Pablo) y, en menor medida Jair Bolsonaro (militar y político brasileño, de ultraderecha, reivindica la dictadura) Aunque los medios intentan erosionar su imagen, Lula da Silva se viene afirmando y actualmente lidera todas las encuestas de intención de voto.”

El subdesarrollo es un enano deforme, no un niño “en desarrollo”. Crecimiento y desarrollo no son sinónimos.


Gestión de “Temer”


• El gobierno impulsa una serie de reformas neoliberales que han generado un fuerte rechazo de parte de la mayoría de los ciudadanos.
• Reforma del sistema previsional que contempla el aumento de la edad para acceder a la jubilación y el recorte de beneficios.
• Flexibilización en el mercado de trabajo que busca disminuir los costos para las empresas y modificar las condiciones de negociación empresa-trabajador, descartando a los sindicatos.
• Congelamiento del gasto público por 20 años.
• El pasado 28 de abril se produjo la primera gran huelga general desde 1996, unificando los reclamos de movimientos sociales, sindicales y de trabajadores en respuesta a las políticas de ajuste y recortes. La respuesta desde el Estado fue el aumento de la persecución y represión por parte de las fuerzas de seguridad.
• El desempleo alcanzó nivel récord de 13,7%, lo que es equivalente a 14,2 millones de personas en busca de trabajo.
• La inversión pública se derrumbó un 61%.
• Temer presenta un rechazo del 87% de los brasileños, entre los cuales apenas el 4% considera buena o excelente a su gestión
• El 92% de los ciudadanos de ese país considera que Brasil está yendo en el rumbo equivocado.”


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.