​Historias de bicicleta

|






Luz Marina Fajardo comenzó a rodar en el Mountain Bike en el año 2012 incentivada por su hija Macarena Pérez, en momentos en que la joven ciclista brillaba como una gran promesa del ciclismo regional y nacional alcanzando luego del año 2011, principales lugares del podio en las pruebas que disputó. Para Luz no fue un comienzo fácil, sufrió durante muchas pruebas, llegando a la meta con el mayor sacrificio y aliento, hasta que el entusiasmo, el apoyo de su familia, su bienestar en salud y la práctica de una actividad deportiva que cataloga como 100% disfrutable, permitieron que su desempeño creciera, destacándose desde hace cuatro años en los principales circuitos nacionales, regionales y locales. La atleta de Santa Catalina hizo del MTB, un estilo de vida.



¿Por qué elegiste el Mountain Bike?


-Empecé acompañando a mi hija Macarena, ella competía en MTB y yo iba junto a ella en moto, ya que hacía muchos kilómetros y en su mayoría por caminos rurales, necesario por alguna rotura que tuviera. Un día me invitó para comenzar a pedalear, con el fin de hacer alguna actividad deportiva y le hice caso a la nena. Empecé con una bicicleta básica a entrenar, quedando siempre atrás, fueron duros los comienzos-



¿Estuviste ligada a algún deporte previamente?


-Siempre me gustó el deporte, cuando iba al Liceo participaba en atletismo, carreras de distancia, además me gustaba mucho el fútbol femenino, jugué en el Club Santa Catalina y también en instituciones de Cardona. Siempre tuve presente que es muy bueno hacer deporte para la salud y ni que hablar del estado físico, te cambia la vida. Pensé que estaba preparada para encarar el ciclismo, pero la verdad que me costó mucho ponerme en forma para poder competir.



¿Cuándo comenzó a ser redituable físicamente para ti el deporte pedal?


-En el Campeonato Regional Centro Sur empecé a ver el nivel de exigencia, cómo debía encarar la competencia. Tuve que dedicarle más horas a la bicicleta, bajo mi propio entrenamiento, ya que no contaba con asesoramiento, sólo de mi familia, o conociendo los rendimientos en carrera de los demás ciclistas como guía, o de la gente que se acercó o se comunicó conmigo para aconsejarme o decirme de qué manera era mejor entrenar.







Nota completa en edición del 22 de mayo de 2017

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.