​QUIERO COMPRARLE UNA CAMIONETA A LA INTENDENCIA DE COLONIA

|


Finalmente la Justicia emitió un fallo en la denuncia respecto a la compra de la camioneta Toyota, mediante la cual Zimmer ciudadano le compró una camioneta a la Intendencia de Colonia. Zimmer le había entregado un poder a una funcionaria de la Toyota para que esta actuara a nombre de la Intendencia. Una vez que Zimmer dejó su cargo, la funcionaria de la Toyota le vende la camioneta actuando como apoderada de la Intendencia. O sea Zimmer se vendió una camioneta a sí mismo, con el agravante de que la única persona que se enteró de que esa camioneta estaba en venta fue el propio Zimmer. El sueño del pibe: él la puso en venta y él la compró.

La Justicia dice que existieron una gran cantidad de irregularidades, pero que ninguna de ellas constituye un delito. Es decir: todo el negocio de la venta de la Toyota fue un enchastre, al estilo de lo que fue toda la administración Zimmer, pero el Juez no encuentra motivo para procesar al ex intendente. Obviamente que respetamos la decisión de la Justicia. Justamente porque la respetamos fue que inicialmente nos presentamos con toda la documentación que poseíamos, para que fuera un Juez quien dijera si lo que se había cometido era o no era un delito. El Juez dice que no hubo delito, aunque sí encuentra una gran cantidad de irregularidades. No nos corresponde emitir opinión sobre el fallo.

Sí me parece importante decir que todo el affaire de la camioneta parece un procedimiento típico del que ocurría en algunas repúblicas bananeras de Centroamérica hace algunos años. Hay dos elementos que parecen un chiste, si no fuera porque son ciertos. Primero: una persona totalmente ajena a la Intendencia, se convierte en apoderada de una camioneta municipal. Y lo peor es que ese poder lo sigue utilizando después de que Zimmer dejó de ser intendente. El poder se lo otorgó el Intendente y cuando Zimmer deja de ser intendente, ese poder deja de tener validez. Segundo: la única persona en el mundo que sabía que esa camioneta estaba en venta era el propio Zimmer. Cuando un organismo del Estado pone una propiedad a la venta, tiene que ofrecerla al mejor postor. Eso significa que debe publicitar su venta, para garantizar que la oferta ganadora es la mejor. En este caso la oferta ganadora fue la única oferta y la hizo el mismo que puso la camioneta en venta.

Los socialistas hicimos esta denuncia para que el Poder Judicial nos dijera si existió delito y nos dice que hubo muchas irregularidades, pero no delito. Si pudiéramos volver el tiempo atrás, haríamos exactamente lo mismo. Tal vez no todos puedan decir lo mismo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.