Hubo acuerdo entre las partes y quedó aclarado el caso del árbitro José Sierra

|






Un joven de la localidad de Egaña, integrante de las divisiones inferiores del club Tabaré, asumió el lunes pasado ante el Juez de Paz de la localidad de Palmitas, Ulises García, ser el autor de los daños al vehículo del árbitro José Sierra, por lo que quedó cerrado el caso que la semana pasada amenazó con dejar sin fútbol a la Liga del Centro de Soriano.

Como lo adelantara Centenario en su edición del sábado pasado, un jugador de las inferiores de Tabaré se había comunicado telefónicamente con el juez Sierra asumiendo la autoría de los daños que sufrió el automóvil (rayaduras y gomas desinfladas) tras el encuentro entre Wanderers y el equipo de Egaña. Esa persona y Sierra fueron convocados para una audiencia en el Juzgado de Paz de Palmitas que se concretó el lunes anterior. Allí también estuvo presente el presidente de la Liga del Centro, Julio Videla.

La audiencia fue rápida, alcanzándose un acuerdo entre las partes al responsabilizarse el joven de lo sucedido y entregar el dinero que implicará el arreglo de los daños. De esa manera se levantó la denuncia y se archivó el caso.



Tribunal de Penas se expedirá esta semana


Más allá de la vía Judicial donde se había presentado la denuncia del árbitro Sierra, también se radicó a nivel de la Liga que pasó la misma al Tribunal de Penas. Este órgano estaba aguardando la resolución Judicial del caso, por lo que al concretarse en estas horas se expedirá. De acuerdo a lo señalado por el Presidente de la Liga al Periódico, el Juez de Paz que atendió el caso, Ulises García, requirió que en el ámbito donde se suscitó el problema, se tomen las medidas correspondientes.



El procedimiento


El arreglo entre las partes implicó que quien se hizo responsable de los daños entregara el dinero al Presidente de la Liga del Centro y desde allí se entregará el mismo a Sierra, poniéndose fin a la denuncia policial

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.