​SUNCA se manifestó frente al BPS en rechazo a la propuesta de modificación del cálculo de licencias

|


Trabajadores de la construcción nucleados en el SUNCA se manifestaron frente a las oficinas del BPS Mercedes en defensa de la liquidación de la licencia tal como se realiza hasta ahora. Como se sabe el directorio del BPS ha anunciado la intención de modificar ese cálculo, algo que los trabajadores entienden los perjudicaría.

Frente al BPS Mercedes los trabajadores del SUNCA leyeron una proclama, expresando que tratan de “impedir la concreción de una iniciativa del Poder Ejecutivo y del Directorio del BPS, que cambia la forma de calcular nuestra licencia y salario vacacional. Y lo hacemos porque perjudicaría a miles de trabajadores y trabajadoras en su derecho, la licencia y el salario vacacional; porque implicaría un retroceso en una conquista histórica de nuestro SUNCA como la Ley de Aporte Unificado y su aplicación concreta y porque responde a una manera de pararse ante la realidad que no compartimos: no se resuelven los impactos de la crisis del capitalismo en nuestro país recortando derechos de los trabajadores”.

Agregando que “uno de los argumentos para tomar esta iniciativa es un supuesto déficit en el Fondo de Reserva de la Construcción”. Pero “eso no es así. Partiendo de los propios datos que suministra el BPS, el Fondo Social de la Construcción, entre los años 2002 y 2015, da un superávit de más de $ 2.400 millones, unos 86 millones de dólares, en términos reales. Sólo presenta resultados deficitarios en los años 2014 y 2015, pero el balance general es altamente positivo y sin riesgos inmediatos, ni mediatos”. Recordando que “la fórmula de cálculo y liquidación de la licencia y el salario vacacional tiene casi 50 años de aplicación, y está fundamentada en la Ley del año 1958 y en Decretos de los años 59 y 61. No hay ningún privilegio en esta forma de cálculo. Desde ese entonces se colocaron excepciones a la norma general de licencia y salario vacacional que atienden las características del trabajo en nuestra industria y los factores, ajenos a la voluntad del trabajador, que dificultan que tengamos un derecho, que es de todas y todos los trabajadores, como la licencia anual. No hay privilegio”.

Para los trabajadores del SUNCA “esta iniciativa del Directorio del BPS no considera que, a principios del 2004, último año del gobierno de Jorge Batlle, el Poder Ejecutivo decidió reducir los aportes patronales que cubren las partidas de licencia y vacacional en la construcción, y los bajó de una tasa de un 36.9 % a una de un 28.2 %, medida que se tomó con el argumento de promover a la industria de la construcción. Por lo tanto, si lo que se busca es fortalecer el Fondo, se debería volver a los niveles históricos de aporte patronal. Por otra parte, cabe destacar, que cuando se tomó esta medida de rebajar el aporte patronal, se lo hizo con el compromiso de no afectar derechos de los trabajadores.

Esta iniciativa, que impacta sobre un tema tan importante y sensible para los trabajadores, no está fundamentada en ningún estudio de las causas del déficit de estos dos últimos años y tampoco en ninguna proyección sobre el futuro, ni de balances ni de escenarios posibles”.

Remarcando que la propuesta del BPS “implicaría una terrible consecuencia para los trabajadores de la industria de la construcción”, ya que “se pasara a pagar 83.644 jornales de licencia menos y similar cantidad de jornales de salario vacacional”. Luego de otras consideraciones los trabajadores remarcando que “en la situación actual, apenas algo más 17% de los trabajadores del gremio alcanza 20 jornales de licencia, con el recorte bajaríamos a poco más del 13%”.

Discrepando también “con la forma en que se la trabajó y se pretende adoptarla. No hubo instancias de negociación real, no se tiene en cuenta que el último Convenio Colectivo establece no innovar y marca la necesidad de un diálogo social amplio.

Dejamos para el final, un punto central, para nosotros. La defensa de la Ley de Unificación de Aportes es una cuestión reivindicativa legítima para nuestro SUNCA. Pero también es mucho más que eso. Es defender nuestra historia y honrar la lucha librada durante décadas y hasta en los peores momentos. En plena dictadura, cuando la solidaridad era un delito, la dictadura quiso derogar la Ley de Aporte Unificado. Aún en esas condiciones, nuestro sindicato convocó a una huelga para defender la Ley de Aporte Unificado. El SUNCA fue la huelga, afrontando nuestros compañeros un precio altísimo, en presos, torturados y desaparecidos, nuestros locales fueron ocupados y el sindicato ilegalizado. Pero honraron la tradición de lucha de nuestro SUNCA y de todo el movimiento obrero. Estuvieron a la altura de la historia. Hoy tenemos que honrar esa tradición y también nosotros estar a la altura de la historia”, concluyeron.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.