​Comenzó a funcionar en Dolores el primer tambo totalmente robotizado

|



Comenzó a funcionar en cercanías de la ciudad de Dolores el primer tambo totalmente robotizado, basado en un sistema que busca solucionar falta de mano de obra y cuidar bienestar animal.

La robotización de algunas tareas dentro del tambo juega un papel fundamental cuando falta mano de obra especializada en la lechería y principalmente, cuando el costo de la mano de obra es creciente.

Centenario se comunicó este viernes con Annejan Busman, Gerente de la empresa holandesa Lely, radicada en Uruguay desde febrero de 2016, compañía dedicada al desarrollo de robots de ordeñe desde 1992 y está presente en más de 60 países, con quien coordinamos la realización de un entrevista que brindaremos en próximas ediciones.

A modo de adelanto y basándonos en un artículo publicado en Diario El País, se puede mencionar que la gran diferencia entre un tambo robotizado y los tambos tradicionales es que en el primero se hacen tres ordeñes por día, lo que significa un aumento de 10% en la producción diaria con menos mano de obra (1,4 empleados). Además el robot, aporta mucha información sobre la vaca (celo, sanidad, rumia, peso, porcentaje de grasa y proteína y algunos puntos importantes en la detección temprana de la mastitis).

En el caso del tambo de Soriano totalmente robotizado, el sistema irá desde el nacimiento del ternero hasta el ordeñe. En el emprendimiento de Soriano, se trabaja con tres robots, uno que alimenta los terneros y dos que se dedican al ordeño, con capacidad para 130 vacas cada uno. En un año se instalará otro robot porque se incrementará el número de vacas a ordeñar.

El tambo está dividido en tres bloques de pasturas y la vaca tiene acceso al robot cada 8 horas. Después del ordeñe, a través de una puerta inteligente que lee la información del animal, pasa directamente a comer pastura y recién a las 8 horas se le vuelve a habilitar otra puerta para que vuelva al robot de ordeñe, para repetir el proceso. El costo de la unidad robótica depende de la dimensión de cada tambo, pero se puede hablar de un estimado de US$ 110.000 por unidad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.