​Balance 2016: Cada vez más chato y aburrido

|

Al momento de pasar raya y hacer balance en el cierre del 2016, no caben dos opiniones que ha sido una triste temporada para nuestro más popular deporte.

Cuando decimos esto no nos referimos simplemente a lo deportivo, ya que hubo diversos aspectos que se sumaron a lo que sucedió adentro de la cancha.

Para comenzar, no se respetó la programación que había quedado establecida a fines de 2015, borrando “con el codo” lo que se escribió con la mano, como tantas otras veces y este es ya un problema endémico.

De “un plumazo” dejaron sin efecto el Torneo Preparación de Primera División, aduciendo motivos de calendario que apenas con un poquito de buena voluntad, pudo perfectamente haberse solucionado, volviendo a una actividad de tan solo doce fechas para la categoría principal, perdiendo todo atractivo antes de arrancar.

En años en los cuales nuestro fútbol gozaba de buena salud, es cierto también, con una mayor cantidad de clubes, teníamos el tradicional “Competencia” dos ruedas todos contra todos, y luego la “Liguilla” con seis equipos, por lo cual la mayoría disputaba no menos de 20 partidos, y hasta cerca de 25.

Hoy día la conformidad pasa por armar un Campeonato “Relámpago” y con eso ya se sienten cumplidos, obvio que tenemos en cuenta la parte económica y nadie quiere jugar a pérdida todos los fines de semana, por eso, cuanto más corto, mejor, pero esto también lleva como contrapartida la falta de motivación para público y jugadores, por alguna razón o por varias los aficionados se han ido retirando de los campos de juego, cuando observamos que en Ligas cercanas la concurrencia sigue siendo importante a pesar de la variada oferta que nos ofrece cada fin de semana en cuanto a lugares de dispersión.

Disputaron a mitad de año un Torneo “Preparación” Sub 20 que resultó lisa y llanamente un verdadero mamarracho, caminando además claramente por afuera del reglamento, y luego, el denominado “Oficial” que también resultó impresentable, permitiendo la no participación de dos instituciones, y con casi la mitad de jugadores excedidos del límite de edad en cancha.

Las Categorías Formativas – Sub 14, Sub 15, Sub 17 – se canalizaron como es habitual a través del Consejo Departamental Juvenil, cayendo sensiblemente el número de participantes de nuestro medio, reforzándose algunos equipos con jugadores de instituciones que no tomaron parte, lo que permitió a Colonia alcanzar las Semifinales del Sub 17, y a Nacional del Sub 14.

El tema Selección fue otra vez un triste capítulo, ante el desinterés de la mayoría, fueron dos clubes los que tomaron la posta de cara al Departamental – Colón, y Colonia – hecho que derivó en que a nivel de Mayores, Cardona no pudiera contar con la debida representación que en otras circunstancias pudo armarse, en tanto en Juveniles los resultados fueron el reflejo de lo mal que en general – con alguna excepción - se está trabajando desde abajo – concretamente Baby Fútbol – lo que luego se traslada a la cancha grande.

Hay que decir claramente y con firmeza que en cuanto al Departamental, la responsabilidad arranca en Federación, o se juega de manera obligatoria ya sea cada dos o tres años, o no tiene sentido disputarlo, porque lo único que se logra es quitar jerarquía a lo que debiera ser la mayor fiesta del departamento, la cual para colmo de males este año estuvo plagada de inconvenientes ya por todos conocidos, a propósito, del tema violencia se habla mucho, seguramente demasiado, se hacen diagnósticos innecesarios, pero no se actúa encarando directamente el tema con la firme decisión de terminar con el mismo.

Volviendo a lo local, el 2016 tuvo el alejamiento de la mayoría de Arbitros que venían trabajando en la Liga de Cardona ante desencuentros con el Cuerpo de Neutrales, situación que es vieja y repetida, ya que ha sido una constante en estos cuatro años – el distanciamiento con los diferentes estamentos del fútbol – llegándose a la situación dada en Parque “Juventud Unida”, cuando la tarde del domingo 31 de julio, se cambió una designación previo al choque entre Santa Emilia – Colón, y uno de los funcionarios que se había incorporado para esta temporada, terminó presentando renuncia, dejando muy mal parado al Cuerpo de Neutrales.

Sobre el cierre de temporada, en el último trimestre, se destacó nítidamente la campaña de Santa Emilia, alcanzando el ascenso a la Divisional “A” de la Liga Mayor Departamental para el 2017, siendo Vice Campeón de la “B”, con un plantel conformado en un 99% por jugadores de la cantera de la institución, muchos de los cuales fueron en su momento Campeones Departamentales Sub 15 – año 2006 – y Sub 17 – año 2009 – conducidos técnicamente por el propio Presidente del Club – Alcides Pastorino –

Hubo expectativa al momento de las convocatorias para la Roja y la Rojita, pero el saldo fue apenas un futbolista en la Juvenil – Angel Emanuel Fernández (Colón) – lo que también refleja claramente que en algo estamos fallando, y que se debe realizar una importante autocrítica, porque está claro que esto no pasa por competir en la Federación de Colonia o en el Sector Interior de Soriano como algunos lo han planteado, aún cuando es un tema que podría entrar en discusión y merecer un amplio debate, visto el debilitamiento del departamento de Colonia, con una Federación que parece irse “cayendo a pedazos”.

¿ Qué esperar del 2017?, con este panorama no da para hacerse demasiadas ilusiones, lo primero sería un cambio dirigencial desde la cabeza de la Liga, y a partir de ahí contagiar al resto de los dirigentes, pero claro está, con un órgano rector de nuestro fútbol de puertas abiertas, y no de espaldas a la gente, el camino será de todos modos largo y con obstáculos, pero si no empezamos a recorrerlo cuanto antes, nos seguiremos hundiendo en la mediocridad, esa que algunos parecen empeñados en querer negarla, que es como pretender tapar el sol con la mano.

Como futboleros queremos siempre lo mejor para el deporte que amamos y tanto nos apasiona, campeonatos atractivos, gente en las canchas, buenas recaudaciones, y cuando le toca jugar a la celeste, sentir orgullo de verla compitiendo por cosas importantes, y no tan solo participando.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.