​El reto de un Uruguay abierto

|

El Presidente de la República dió uno de los discursos principales en la Cumbre Global de Gobierno Abierto que se llevó a cabo en París. La Cumbre reunió a activistas, expertos y miembros del gobierno de más de 60 países que buscan gobiernos más abiertos, transparentes y responsables frente a su ciudadanía.

Tabaré Vázquez llegó a la Cumbre global invitado por el Gobierno de Francia, con buenas noticias para dar. El Gobierno ha llevado un extenso proceso de consulta y co-creación que ha terminado en un plan de acción hasta el 2018. Los diálogos e iniciativas incluyen desde gobiernos locales hasta discusiones sobre la importancia de la privacidad en el Siglo XXI. Las acciones que se incluyen en el plan trascienden a todas las opciones políticas: desde propuestas del nuevo “partido de la gente” a nivel municipal, a propuestas de gobiernos blancos, colorados, frenteamplistas en todos los niveles. Algunas de estas propuestas son genuinamente ambiciosas, otras tal vez necesitan más trabajo. Todas las propuestas han encontrado - en general - contrapartes interesadas en ampliar mecanismos de participación y transparencia. Uno de los desarrollos más interesantes, ha sido un decreto, firmado por todos los Ministros y Ministras de Estado, que institucionaliza el proceso, incorporando a actores del gobierno, la academia y sociedad civil. Vázquez puede afirmar, con tranquilidad y dentro de sus límites, que Uruguay se ha tomado el proceso en serio y que avanza incorporando nuevas sensibilidades políticas y desafíos. Y donde no se avanza, hay prueba y reconocimiento de ello. Poco o mucho, no hay engaño. Esto no es solo patrimonio del gobierno, sino en general, de todas las autoridades del país, sus servidores y servidoras públicas y de las más de 40 organizaciones de la sociedad civil que participaron.

Pero por otro lado, Vázquez llega a anunciar estas buenas nuevas en tiempos complejos para Uruguay y el mundo. La elección del Presidente Trump, la caída del Primer Ministro Cameron y la salida de la Presidenta Dilma Rouseff, abren dudas acerca de la continuidad del proceso de gobierno abierto a nivel global. Tres de los principales referentes políticos están hoy fuera de concurso. El propio anfitrión, el Presidente francés y su gobierno, se encuentran en una situación delicada. En este escenario, Vázquez tendrá la opción de plantarse como un país abierto, tolerante y comprometido en la escena internacional con estos valores y principios, pero eso significa que las reformas deben ir más a fondo.

Como revela un reciente trabajo académico y periodístico uno de los talones de Aquiles de la democracia uruguaya: el funcionamiento ( y financiamiento) de sus partidos políticos. Muchos hemos argumentado que es necesario cambiar esto, y la Corte Electoral en esta instancia de gobierno abierto, no se ha comprometido lo suficiente. Nuestro proyecto que busca transparentar las declaraciones juradas de quienes tienen poder en Uruguay ha encontrado escaso eco en el sistema político (salvo en un sector del partido actualmente en el gobierno). Y como recientemente hemos argumentado, la ley de acceso a la información pública dista de funcionar como debiera. La situación de vigilancia estatal sin un marco legal claro, es otra amenaza clara a las libertades individuales. Estas áreas son estratégicas para el Uruguay del 2030, que además de requerir inversiones, talento y mejor educación, requiere de un gobierno honesto, independientemente de quién esté en el poder. En los próximos años la administración Vázquez tiene la oportunidad de demostrar, en la cancha grande y chica, a propios y extraños, que en Uruguay la democracia, la transparencia y la apertura no empieza, ni termina, con él. Un mensaje refrescante, de esa “república bananera” (juez norteamericano dixit) en un mundo donde quedan pocas certezas y ejemplos.


Miradas

Fabrizio Scrollini. Abogado, vocero de CAinfo, IELSUR y presidente de DATA Uruguay.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.