Municipio dejará de sesionar en los barrios

|



La propuesta de los concejales del Partido Nacional Carlos Mengen y Guillermo del Castillo, respaldada por el alcalde Ruben Valentin, de dejar de sesionar en los barrios donde el Concejo Municipal había logrado organizar a los vecinos en las llamadas Mesas de Participación Barrial, provocó sorpresa no sólo en la oposición frenteamplista del Municipio, sino en los vecinos que anoche participaban de la sesión y han valorado el proceso de participación ciudadana que el gobierno local ha llevado adelante durante la actual administración.

“La magra concurrencia de los vecinos” a las últimas sesiones del Concejo en los barrios Centro, Santa Emilia y Nacional, fue el argumento que Del Castillo y Mengen utilizaron para fundamentar el pedido de no seguir reuniéndose en los barrios de la ciudad. El planteo se hizo justo en una reunión donde había más de 20 vecinos, por lo que la calificación de “magra concurrencia” terminó siendo una mirada apresurada a los encuentros barriales que hasta la instancia de ayer no habían finalizado este año.

Vistas las reuniones del Concejo que se han llevado a cabo en los barrios Centro, Santa Emilia y Nacional, donde se ha concurrido a realizar una devolución de las propuestas recibidas e informar de lo realizado durante el presente año y en las cuales hemos visto una magra concurrencia de vecinos y donde tampoco hemos recibido en las sesiones del Concejo del Municipio de Cardona la comparecencia de los voceros de las mesas barriales para hacer llegar las ineptitudes de los barrios, motivan que realicemos el siguiente planteo ante el Concejo y sea puesto a consideración: 1) Dejar sin efecto las realizaciones de las reuniones del concejo en los barrios las cuales se ha demostrado no tener una respuesta directa de la población”, indica la moción que los concejales nacionalistas Guillermo del Castillo y Carlos Mengen, presentaron anoche durante la sesión del Municipio de Cardona en el barrio La Lata Vieja (Escuela 54).


Un retroceso


El planteo fue apoyado por el alcalde Valentín y la moción resultó favorable 3 a 2, con el voto negativo de los concejales del FA, Silvia Gabarrot y Pablo Ponce. Éstos, juntos a otros vecinos trasmitieron su rechazo a la medida, considerándola un retroceso en el proceso de participación ciudadana que había iniciado el Municipio y que tantos elogios había recibido de la población en la última audiencia pública.

Un vecino que vaya se merece el mismo respeto que veinte o treinta”, respondió Ponce ante el planteo de los concejales nacionalistas. “Siempre dijimos y todos estuvimos de acuerdo, que la participación era un tema complejo, que íbamos a tener marcha y contramarcha y lo asumimos como un compromiso por cinco años. Planteamos la idea de volver cada año para informar las cosas que está haciendo el Municipio y ahora se vota ésto, no tiene sentido, es faltarle a la palabra que dijimos a los vecinos. El Municipio no puede funcionar entre cuatro paredes, tiene que haber cercanía con la gente”, reclamó el concejal del FA:

Los planteos hechos anoche por los concejales del Partido Nacional no le cerraron del todo a Ponce. “Por un lado propusieron un corte abrupto del 2016 al determinar que el Municipio no sesione más hasta mediados de enero, sin hacer un balance de este año, y lo otro que dejemos de salir a los barrios, cuando la propia ley nos habla de participación ciudadana, es desvalorizar al vecino”, consideró. “Hacer un planteo de este tipo a menos de un año de estar saliendo a los barrios me parece que es desvalorizar al vecino. Una cosa es ir como vocero y otra es ir como Municipio y mostrar a los vecinos cercanía, cómo sesionamos, recibir directamente desde el lugar las propuestas de la gente. Así haya uno o haya 20 personas. Si no salimos a dialogar con los vecinos es retroceder”, subrayó.

En tanto para la también concejal del FA, Silvia Gabarrot, lo votado anoche por el Municipio a través de la mayoría blanca, es perder el contacto directo con los vecinos además de “volver al viejo sistema de Junta Local para que el vecino junte coraje y vaya a las sesiones del Municipio y no ser nosotros los gobernantes quienes nos acerquemos a la gente. Decir que no vamos a salir más a los barrios, es volver hacia atrás”, indicó.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.