​Gatos y leones

|


“El talento está distribuido igualitariamente por el mundo, pero las oportunidades no. Conectar a las personas es la mejor forma de crear prosperidad” (1)


Zuckerberg: “La solución para la desigualdad es más conexión, no menos” (Título de El País de Madrid).

Según el diario español el magnate de las comunicaciones afirmó en la cumbre de Lima, donde fue importante figura, que “Sabemos que la conectividad es buena para el progreso de la humanidad. Pero elección tras elección vemos unos resultados que nos recuerdan que la globalización también crea desigualdad. No podemos dejar a nadie atrás. Tenemos que ver cómo resolver esta desigualdad. Podemos optar por desconectarnos y confiar en que los empleos que se fueron, vuelvan. O conectarnos más y compartir esa prosperidad que se está creando. Está claro que el segundo es mejor. Pero más conectividad necesita grandes inversiones, decisiones a largo plazo. Por eso tenemos que colocarlo como la gran prioridad”.

El Ceo de Faceboock arrima agua a su molino. Como todo empresario. Pretende convencernos que si a él le va bien eso traerá la prosperidad universal.

No es la única visión posible. “No estamos sugiriendo con todo esto que el trabajo asalariado propio del capitalismo nos parezca un punto de partida social y moralmente adecuado para construir sociedades cohesionadas y justas. Todo lo contrario: es bien sabido que el contrato laboral, que normalmente se firma bajo todo tipo de coacciones inducidas por la desposesión material y simbólica de las clases trabajadoras, implica pérdida de libertad por parte de la mayoría: cuando trabajamos para terceros porque no nos queda otra, y cuando lo hacemos empujados por la desesperación a la que nos conduce el lodazal de la precariedad, nos adentramos en todo un mundo de subordinación y dependencia en el que entregamos a quienes nos contratan buena parte, si no toda, de nuestra capacidad de decidir cómo trabajar y cómo vivir.” (…) “ni hay trabajo asalariado para todo el mundo ni, como se ha visto, tener empleo es sinónimo ya de obtener ingresos suficientes para llevar una vida digna”. (2)

Es difícil condensar el aterrador cúmulo de informaciones que recibimos. Ladislau Dowbor sintetiza:

“El poder mundial realmente existente está en gran parte en manos de gigantes que nadie eligió, y sobre los cuales cada vez hay menos control. Son billones de dólares en manos de grupos privados cuyo campo de acción es el planeta, mientras que las capacidades de regulación global van a gatas. Investigaciones recientes muestran que 147 grupos controlan el 40% del sistema corporativo mundial, siendo el 75% de ellos, bancos. Cada uno de los 29 gigantes financieros genera un promedio de 1,8 billones de dólares, más que el PIB de Brasil, octava potencia económica mundial. El poder ahora se ha desplazado radicalmente”

“…el 1% más rico controla más de la mitad de la riqueza del mundo. 62 familias tienen un patrimonio igual a de la mitad más pobre de la población de la Tierra. 16 grupos controlan casi todo el comercio de productos básicos (cereales, minerales, energía, tierra y agua). Debido a que toda la comida obedece las leyes del mercado, sus precios suben y bajan a merced de la especulación, quitando a vastas poblaciones pobres el derecho a tener acceso a una alimentación suficiente y saludable.

Los 29 gigantes planetarios, de los cuales el 75% son bancos, empezando por el Bank of America y terminando con el Deutsche Bank, son considerados “sistémicamente importantes”, pues su eventual quiebra (no olvidemos que el más grande, los Lehamn Brothers de América del Norte, se declaró en quiebra) llevaría a todo el sistema al abismo o muy cerca, con consecuencias nefastas para toda la humanidad. Lo más grave es que no hay regulación para su funcionamiento, ni puede haberla, porque las regulaciones son siempre nacionales y ellos actúan planetariamente. No hay todavía una gobernanza mundial que cuide no sólo de las finanzas sino del destino social y ecológico de la vida y del propio sistema-Tierra.” (3)

A estas alturas te preguntás ¿dónde están los gatos? y ¿quiénes son leones?

Después de la victoria de Donald Trump Adolfo Garcé escribió, el lunes 14, en El Observador “…existe solamente un sistema político en el mundo pensado, desde el principio, para lidiar con este tipo de desafíos y minimizar daños colaterales eventuales. Me refiero, como resultará obvio, a la democracia estadounidense. (…) Montaron un sistema pensando en el peor escenario. No tenían cómo saberlo, pero pensaban en Trump. (…) La lógica del diseño institucional sigue siendo impedir la discrecionalidad, controlar la arbitrariedad, frenar los excesos. La máquina de convertir leones en gatitos sigue funcionando. (…) Como diría nuestra recordado "Sordo" González: si me obligaran a hacer un pronóstico, me jugaría una hamburguesa a la profunda sabiduría de las instituciones políticas imaginadas por los padres fundadores.” La historia muestra otra cosa. La democracia estadounidense está lejos de la perfección y cercana a la caricatura. Una tragedia para la humanidad.

“Donald Trump es el presidente electo de Estados Unidos, pero no fue el más votado en los comicios del pasado 8 de noviembre. La demócrata Hillary Clinton obtuvo 1.752.899 votos más que el magnate republicano en todo el país. Clinton obtuvo 63.757.077 votos contra los 62.004.178 del próximo inquilino de la Casa Blanca, según los datos de The Cook Political Report .” Si de porcentajes hablamos, Clinton aventajó a Trump 47.9% contra 49.2%. Pero ese 0.7% son más de 1:750.000 votos.

“El sistema electoral estadounidense es complejo. El voto popular no elige al presidente. Lo hace el Colegio Electoral, integrado por 538 electores o compromisarios de todos los estados. Esa cifra es igual al total de senadores y congresistas (100+435) del país norteamericano y los tres representantes del Distrito de Columbia, en Washington”. (4)

En Washington los gatos se vuelven halcones, o se los tiran a los leones para el desayuno.


  • (1)Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, en el Foro de la APEC en Lima.
  • (4)LaVanguardia.com – España.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.