​Presidente de la Mesa Departamental de Baby pidió rever reglamentación interna

|


El Presidente de la Mesa Departamental de Baby Fútbol de Colonia, Carlos Puche se reunió ayer durante más de una hora y media, con integrantes del Cuerpo de Neutrales, delegados de clubes e integrantes del Tribunal de Penas, de la Liga de Baby Fútbol, Florencio Sánchez Cardona, para analizar la situación generada a través de la sanción aplicada al club Santa Emilia y la derivación que ello tuvo en la órbita judicial.

Puche dijo llegar a Cardona “para limar asperezas”, recordó que todos trabajan “para el bien de los niños” y que ese objetivo los mayores no lo deben perder. “Vine a escuchar y tratar de acercar las partes”, indicó, diciendo que si bien no le gusta que la justicia se entrometa en los temas del baby fútbol, hay una decisión a respetar.

No estoy a favor de la Liga ni del club Santa Emilia, intento de que las partes se pongan de acuerdo porque si hay algo en común en quienes estamos acá, es que trabajamos en forma voluntaria para el fútbol infantil”.

Por lo tanto pidió que las partes se acerquen, sugirió que simbólicamente se de por campeón del año a los dos clubes (Santa Emilia y Nacional), y se le otorgue al conjunto albirrojo una amnistía para pagar las 20 Unidades Rejustables, además de modificar la reglamentación interna que sanciona a aquellos niños que una vez aceptan participar del proceso de selección, si lo dejan después no pueden jugar por su club.

Alcides Pastorino, presidente de Santa Emilia manifestó que esa es la “raíz del problema”, por lo que Puche dijo que la Liga tendría que modificar esa disposición, dando ejemplo como funcionan otras ligas del departamento en ese sentido.

El integrante del Tribunal de Penas, Artigas Nieto, se manifestó contrario a que se le otorgue una amnistía para el pago de la multa a Santa Emilia, cosa que resolverá el Consejo Directivo de la Liga en su próximo encuentro si el club afectado lo plantea formalmente.

La abogada asesora de los padres y la institución que presentaron la acción de amparo a la Justicia, Dra. Laura Silva, dijo al periódico que la decisión del Tribunal será apelada presentando como prueba la resolución de la Justicia que la consideró “nula” e “ilegítima” ya que no se “siguieron los pasos dispuestos por la normativa”, que son “formación de expediente, consignación de todas las actuaciones con fecha y firma, audiencias preceptivas y plazo para dictar el fallo”.



Para hoy fue fijada la final


La Liga de Baby Fútbol fijó para esta tarde a la hora 18.30 en el polideportivo de Unión, la final entre Santa Emilia y Nacional en categoría 2005, cumpliendo así con la disposición judicial de la Dra. Pura Book, que determina que el derecho de los niños a jugar no puede ser vulnerado por la disposición del Tribunal de Penas de la Liga que aplicó una multa de 20 UR al club Santa Emilia.

Las autoridades del club Nacional ya anunciaron que no se presentarán a disputar el partido, por entender que el tema se salió de los carriles normales del baby fútbol, y que ya se presentaron en dos ocasiones para jugar las finales y las mismas no se concretaron.



Otros aspectos del caso


Durante la reunión del martes a la noche de la Liga de Baby Fútbol y la del miércoles con el Presidente de la Mesa Departamental, surgieron otras aristas del caso Santa Emilia.El directivo tricolor Maximiliano Cabral dijo que los jugadores de la categoría 2005 de su club también han sido vulnerados en sus derechos de jugar la final y criticó que se vea a Santa Emilia como víctima de esta situación. ¿Los padres que ahora presentaron el recurso de amparo no vieron que cuando impidieron que sus hijos jugaran en la selección, estaban vulnerando el derecho que esos niños tenían de jugar en ella?, se preguntó.

En tanto el delgado de Colón, Luis Pose dijo que la raíz del asunto no es la reglamentación interna que pena a los niños que abandonan la selección luego de aceptar su convocatoria, sino la acción de dos entrenadores de la categoría 2005 de Santa Emilia (Jorge Muníz y Bernardo Pastorino), que dirigieron el año pasado la selección de esa categoría y este año no fueron tenidos en cuenta. Para el dirigente decano esos entrenadores incidieron en la renuncia de los cinco jugadores del club a la selección, disminuyendo así su poderío futbolístico.

Santa Emilia rechaza esa acusación, señalando que ellos sólo informaron de la reglamentación vigente de la Liga y a lo que se exponían los niños en caso de aceptar participar de la selección y luego no concurrir a ella, además de considerar injusto el dictamen del Tribunal de Penas que falló seis meses después de la renuncia de los jugadores y en las puertas de una final de la categoría en cuestión.




Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.