Estaciones de Servicio locales no despacharon combustible al público lunes y martes

|



Tal como estaba previsto, se concretó este lunes y martes la paralización parcial de actividades en las estaciones de servicio de Cardona y Florencio Sánchez, afectando solamente la venta de combustibles. Fue parcial porque no se atendió a clientes por combustibles a excepción -tal como había sido dispuesto- de aquellas instituciones que utilizan unidades para emergencia, como de los Centro de Salud, Dirección de Bomberos, Policía, Militares, entre otras. Además la atención de los respectivos Minimercados fue normal y los funcionarios concurrieron a cumplir con sus determinados horarios. La medida obedece al nuevo modelo de distribución de combustibles presentado por ANCAP y que busca disminuir costos en un 10 %, unos 36 millones de dólares. Consiste en reducir gradualmente las bonificaciones que reciben las estaciones de servicio, considerando tres franjas según el combustible vendido: hasta 30.000 litros, entre 30.000 y 150.000 y más de 150.000 litros, detalles anunciados en su momento por la ministra Carolina Cosse y la titular de Ancap, Marta Jara.



“Estaciones de servicio en situación de riesgo”


En Ancap y Tecnoesso Florencio Sánchez, como en Petrobras Cardona, se pudieron apreciar diferentes elementos como carteles o conos que indicaban la adhesión a la medida, no así en Ancap Cardona, donde comúnmente la atención a clientes se realiza sobre la misma calle.

En la estación de servicio Ancap florentina, uno de los pasajes a los surtidores estaba obstaculizado por un cartel que hacía referencia a la reinvidicación dada a conocer por la Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay (UNVENU). “Alerta: Las espaciones de servicio en situación de riesgo. Ancap toma medidas que perjudican la actividad de un sector que nucléa más de 8.400 trabajadores. Pedimos se respeten los acuerdos alcanzados. Con responsabilidad y tiempo suficiente UNVENU informará sobre medidas a aplicar”. A pesar de la difusión que ha tenido este paro en días previos a las dos jornadas, en el momento de recorren Centenario las estaciones de servicio de ambas localidades, pudimos apreciar algún conductor que estacionaba su vehículo esperando ser atendido, siendo correctamente informado sobre la situación.



Relación de bonificaciones


Cerca de 60 estaciones aumentarán sus ingresos en un 5 %, otras 250 estaciones se mantendrán igual y aproximadamente 170 estaciones verán reducido sus ingresos según la venta que tiene. El nuevo modelo comenzará a aplicarse el año próximo, con un período de transición de uno o dos años. Una estación que vendía 60.000 litros de combustible al mes y que recibía 294.000 pesos de bonificación al mes, ahora recibirá 308.000 pesos; una estación que vendía 100.000 litros al mes que recibía 490.000 pesos por mes de bonificación ahora recibirá 504.000 pesos, y una estación de las más grandes, con una venta de 400.000 litros por mes, que recibía 1.900.000 pesos por mes, recibirá 1.500.000 pesos por mes.


Dante Perdomo



Muchos concesionarios no han respetado códigos”



Centenario se comunicó ayer con el empresario Dante Perdomo, principal de Petrocampo Risso, quien confirmó que no se adhirió la firma al paro de la UNVENU, “no porque estemos de acuerdo con las medidas de Ancap, sino porque no es muy creíble la unidad que existe hoy entre los concesionarios. Entonces si bien estoy de acuerdo con los reclamos, decidí no realizar paro”. Consultado sobre si el nuevo modelo de distribución de combustibles presentado por ANCAP puede afectar su empresa, indicó “creo que sí, por eso mismo estaba de acuerdo con el reclamo, participé de todas las reuniones, apoyé cuando la Unión amenazaba con el paro, para motivar un diálogo con Ancap y el Ministerio de Industria, pero no se dio. Después cuando llegó el momento de parar y firmar, dije que no, pero vuelvo a aclarar, no me adherí al paro porque hay muchos concesionarios que no han respetado códigos que siempre hemos tenido, entonces la decisión fue más en protesta hacia eso y no por estar a favor del nuevo modelo dispuesto por Ancap”.


Consultado sobre si mantuvo algún diálogo con empresario de estaciones de servicio de Rodó y Santa Catalina, comentó que sí “estamos en la misma posición, nos hemos visto afectados por colegas no han respetado ciertos códigos, entonces a uno le da un poco de miedo ceder espacios con un paro, cuando estamos con un ojo cerrado y otro abierto esperando saber qué va a hacer el colega para hacer lo contrario y captar clientes. Pero esto viene de mucho tiempo”. Aseguró que en un futuro, si las medidas se endurecen “terminamos apoyando a la UNVENU en esa parte, pero en esta oportunidad no y lo dejamos claro en las reuniones”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.