​Tranquilidad y cabeza erguida pese a la tristeza

|


Era muy difícil después del 3 a 1 en contra en nuestro medio que prácticamente había dejado sentenciada la definición. Cambios posicionales en mitad de cancha, con Kelland por derecha y Ortíz por la zurda como los externos, y el doble cinco con García, y Revetria. La llama de la ilusión para Santa Emilia se encendió apenas a los 3’ de juego cuando el árbitro Daniel Lautón pita penal a la salida de un tiro libre por presunta infracción de Adrián Daghero en perjuicio de César García, que desde nuestra posición no fue posible apreciar, el portero goleador Job Perdomo remata al palo derecho y los aurirrojos estaban en ventaja, con el cotejo recién comenzado.

Minutos de cierto nerviosismo para Juventud que se vio sorprendido, apareciendo la figura del volante Exequiel Casaña para ponerse la responsabilidad al hombro desde lo futbolístico, en el momento más complicado para su equipo. Santa Emilia no llegaba de contra pero tampoco pasaba inconvenientes, hasta que a los 26’ llega la igualdad, cuando tras un centro que cae desde la derecha, el balón era todo del portero Perdomo, se le escapa, intenta tomar el rebote y parece que lo consigue, pero se le vuelve a ir de sus manos, y Mauricio Colo la empuja, rebotando el esférico abajo contra el caño derecho, para colarse arriba contra el palo opuesto.

Fue un bálsamo para el local que comenzó a recobrar la memoria y a manejar mucho mejor el balón, con apariciones de Juan Torres, habilidoso, encarador, con cambio de ritmo, llegando el mismo con un par de oportunidades a partir de su gambeta y talento.

Antes del final del primer tiempo, Juventud queda con uno menos por roja directa al punta Richard Aguiar que golpea a Mauro Noya cuando tras una infracción que él le había cometido, el lateral intenta sacar rápido desde el fondo.

La ventaja numérica se esfumó apenas comenzado el complemento, iba un minuto cuando van a buscar en el juego aéreo Marcelo González con Adrián Daghero, y el asistente Sebastián Martino le indica al árbitro de un golpe del lateral de nuestro representante, por lo que son diez contra diez.

Espacios para el local que vuelve a mostrarse filoso en la contra, aunque con escasa puntería, pasado el cuarto de hora Santa Emilia queda con nueve, error del árbitro en cobrar una supuesta falta de Jonathan Olivera que en realidad no existió, mueve rápido Juventud, y sobre la izquierda, “patadón” de Noya sobre Colo que termina en roja directa – esto no se discute, el error fue lo anterior – Todo a favor del local que no logra definirlo, Colo lo erra con el arco libre después que Lucas Díaz le dice “tomá y hacelo”, enseguida pudo ser el segundo de Santa Emilia, saque largo de Job Perdomo que supera a la defensa, y “Pancho” Molina que ante el arquero que lo ahogaba intenta colocarla por sobre su humanidad pero se le va por encima del travesaño, era muy meritorio lo de los “santos” jugando 9 contra 10 desde hacía un rato, el segundo del local llega a los 36’, cuando Colo va por derecha y mide la habilitación para Nicolás Díaz que entraba por el segundo palo para empujar una balón que se fue abriendo de la línea del arquero. Fue el telón si es que quedaba alguna pequeña expectativa, Santa Emilia queda con ocho por roja directa a Mauricio Sánchez que estuvo 4’ en cancha, talando a Uriel Cioli cuando en una contra se iba por la banda zurda, luego un par de chances muy claras para estirar la ventaja, ambas por parte de Maximiliano Torres, primero el portero Perdomo le gana el mano a mano, y luego lo pierde solo de cabeza.

Lo ganó bien en el balance global Juventud, igual que lo sucedido en nuestro medio, cuando se serenó mostró cosas interesantes en función de equipo, aún con claras falencias de orden defensivo, Santa Emilia no tuvo argumentos desde lo futbolístico, lo suyo pasó por intentos individuales y entregarse a la causa, pero fue superado y en esto no hay misterios, las dos derrotas en las Finales no quitan mérito a una gran campaña que lo depositaron en la Divisional “A” para el año venidero, con jugadores de la institución en un 99%, y con un plantel muy corto.

Exequiel Casaña, el capitán de los rojos la figura, volante mixto que se movió por izquierda, muy buen manejo con la zurda, apareció en el peor momento de su equipo para sacarlo a flote, la habilidad e inteligencia de Juan Torres, velocidad en Mauricio Colo aunque no estuvo en su mejor tarde al momento de definir, un equipo dinámico de mitad de cancha hacia arriba, con buen manejo del esférico.

Dos estandartes ayer en Santa Emilia donde hubieron rendimientos individuales muy por debajo de lo esperado en varios casos, Jonathan Olivera en el sector final, bancando esa zona, y Emiliano Kelland, el “todo terreno” que dejó un surco yendo y viniendo, realizando un gran desgaste que lo llevó a salir exhausto faltando poco menos de un cuarto de hora para que se cumpliera el tiempo reglamentario.

Mal arbitraje de Daniel Lautón que parece “estar de vuelta”, pero sin tener incidencia, no aplicó nunca la ley de ventaja, inclusive le paró de manera insólita en el complemento una jugada de gol a Juventud, comenzó siendo muy detallista a la hora de pitar pero no mantuvo luego el mismo criterio, lejos de la incidencia muchas veces, dudas en cuanto al penal marcado a favor de Santa Emilia.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.