La movida de los Municipios

|

Los cuatro Municipios del departamento de Soriano (Dolores, Cardona, Rodó y Palmitas) han comenzado a andar un camino juntos, en procura de que la descentralización política y la participación ciudadana planteada en la Ley que creó el tercer nivel de gobierno, cobre forma y les permita desarrollar acciones a través de las cuales los vecinos sientan la cercanía del Estado a través de los gobiernos locales y no lo observen como un recurso administrativo más, que se agrega a mucha de la burocracia ya existente en el país.

Modificar algunos aspectos de la norma (19.972) que los constituyó, como forma de dejar claras las competencias y atribuciones que tienen, evitando de esa manera conflictos de intereses con el nivel superior de gobierno (Intendencias), es uno de los motivos de la movilización de los Municipios.

Pero ésta no se agota en cambiar la Ley para corregir inconsistencias, sino que plantea comenzar a recorrer un camino juntos, donde el intercambio de experiencia y profundizar la descentralización, son el gran objetivo.

En ese marco, no sólo el o los intendentes tendrán que comprender que el desprendimiento de poder que ellos ostentan hasta el momento será clave para esa profundización de la descentralización, sino y sobre todo, se necesitarán alcaldes y concejales que asuman la oportunidad histórica que la cercanía con los vecinos les da para cambiar la realidad de los pueblos.

La creación de los Municipios es un proceso en construcción, que nació con las dificultades lógicas de un país centralizado, con departamentos donde la figura del Intendente concentra poder (de decisión y económico) por lo que lograr desprendimientos de ese tipo, requiere tiempo, necesita cambios, y sobre todo autoridades locales convencidas de su papel.

Y esto último es lo que sustenta el movimiento de los Municipios de Soriano. Sin necesidad de que exista un enfrentamiento con la Intendencia, al contrario, destacando el buen relacionamiento que actualmente vincula a los dos niveles de gobierno departamental, saben que el proceso de descentralización depende mucho de sus exigencias recogidas en la convivencia con la realidad y de no “abrazarse” a un líder partidario que momentáneamente esté ocupando el cargo de Intendente.

Mirar más allá del plazo actual de gobierno de los Municipios (2020), para mejorar aspectos de la Ley, es entender el papel del gobernante, que con sus acciones y medidas trasciende su período para el que fue electo y alcanza metas que otros podrán utilizar para bien de la sociedad.

Ese es el camino que han comenzado a recorrer los Municipios del departamento. No es necesario aclarar a Bascou que por este movimiento nadie está enemistado con él, ni que la Intendencia haya restado apoyo a los gobiernos locales. Eso solo puede pensarlo quien creyendo tener cierta influencia con el Intendente y Directores Municipales, ve que esta movida puede hacerle perder esa ascendencia.

Los alcaldes y concejales están llamados a romper las estructuras tradicionales del caudillismo, permitiendo a los vecinos participar de los asuntos públicos, incluso en la toma de decisiones de aquellos temas en los cuales están directamente relacionados.

Por lo tanto la movilización trasciende el buen o mal relacionamiento con el Jefe Comunal, procura alcanzar ciertas independencias que permitan a los Municipios libertad de acción en áreas esenciales para su funcionamiento, como son la administrativa, la jurídica y económica. No se va en contra de nadie, sino a favor de la gente.












Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.