Dos años después de la denuncia procesaron a un hombre por abusar de su hijastra

|

 Procesaron con prisión a un hombre de Rodó por “atentado violento al pudor”. El caso tienen que ver con una denuncia presentada en 2014 cuando una niña contó los abusos a que era sometida por parte de su padrastro. El comunicado emitido por Jefatura de Policía de Soriano que “en actuaciones cumplidas por la Unidad Especializada en Violencia Doméstica y Genero de esta ciudad, ante denuncia recibida por dicha dependencia en el año 2014, la Justicia Letrada de Mercedes dispuso en la víspera el PROCESAMIENTO CON PRISION del masculino de iniciales S. M. B. R., uruguayo, soltero, de 61 años de edad, domiciliado en José enrique Rodó, imputado de “UN DELITO DE ATENTADO VIOLENTO AL PUDOR”, siendo alojado en Unidad N° 24 “Pense” del I.N.R”.

Los detalles del caso dan cuenta del calvario que debió soportar esta jovencita, durante mucho tiempo, cuando era una niña. Del auto de procesamiento se desprende que el hecho fue denunciado en 2014 cuando la adolescente viajó a Montevideo a la casa de una hermana. Allí contó lo que venía padeciendo desde hacía 7 años. La hermana realizó la denuncia a la Línea Azul del INAU, siendo derivada a la Unidad Especializada de Violencia y Género de Mercedes. Las primeras medidas adoptadas por la Justicia mientras se trataba de probar los dichos de la víctima, fue retirar del hogar al hombre y adoptar medida cautelar hacia él y la adolescente fue entregada a su hermana mayor.




Los hechos

El 20 de noviembre de 2014 el Director departamental de INAU radicó la denuncia por un presunto abuso sexual a la adolescente F.A.G.

Del auto de procesamiento se desprende que M.A. manifestó que su hermana F.A. le contó que S.B.R. la había abusado dándole detalles de lo ocurrido. Todo comenzó cuando era apenas una niña con manoseos por parte del hombre y que incluso intentó penetrarla para luego amenazarla.

La madre (MGM) de la niña manifestó que a ella nunca le contó nada, aunque observaba actitudes raras. La Psicóloga Forense, Dra. Natalia Rodríguez, realizó un informe expresando que “desde el punto de vista pericial, es el relato de lo ocurrido en un modo más frecuente lo que presenta características de confiabilidad y coherencia. Lo que podríamos llamar la fase de lo que la pericia llama acoso que comienza a sus 15 años y en la cual es capaz de referir en el contexto innumerables datos accesorios y específicar la naturaleza de la coacción y el clima interpersonal. También la sistemática estrategia de desacreditación frente a la madre, generando un alejamiento afectivo entre ambas, que dificultaría la posibilidad de develación con respecto a la situación abusiva. Aparecen diversos elementos a nivel de la afectividad típicos, como ser las dificultades a nivel de la sexualidad por la irrupción de recuerdos o impresiones relativas a las situaciones abusivas padecidas, flashbacks, dificultades de concentración, irritabilidad y reacciones de agresividad relacionadas. La adolescente narra que se encuentra concurriendo a espacio de atención psicológica a fin de tratar dichos aspectos".

Según pericia del médico forense de la sede la adolescente F.A.G. no presenta lesiones evidentes y la data del abuso sexual es de muchos años anteriores a la fecha.

La adolescente afirmó que todo comenzó cuando tenía 4 años, cuando su madre se mudó con el indagado S.M.B.R. Que todo comenzó normal pero luego la situación cambió, es así que el hombre le decía que se sentara en la falda para tocarla (dando detalles de esos actos) y que eso se repitió desde los 4 a los 10 años aproximadamente cuando su madre se separó del hombre.

Luego la pareja retomó la relación. A esa altura la niña ya tenía entre 12 y 13 años; y la situación empeoró. El acoso fue constante. Se dan detalles que obviamos “al tener mayor edad la víctima y darse cuenta que la conducta del indagado estaba mal, éste la amenazaba que iba a matar a su madre y su hermano, agregó que para evitar que el indagado la tocara se encerraba en su cuarto, y que el indagado hacía ésto cuando la madre de la víctima no estaba en la casa”, agrega el auto de procesamiento.

S.M.B.R. negó estas acusaciones, expresando que las mismas “podrían ser inventos porque la madre de la víctima se quería separar de él.

La Fiscal Adscripta a la Fiscalía Letrada Departaemental de Turno de Mercedes, solicitó el enjuiciamiento y prisión del indagado M.B.R. por la comisión de un delito continuado de atentado violento al pudor.

La Defensa del indagado M.B.R. se opuso al petitorio fiscal manifestando que a su juicio no existen elementos de convicción suficientes como atribuir a su defendido responsabilidad penal.

En consecuencia, a juicio de la sede existen elementos de convicción suficientes para juzgar -en un examen inicial y sin perjuicio de ulterioridades del proceso- que el indagado S.M.B.R. incurrió en un delito continuado de atentado violento al pudor en calidad de autor.

Se dispondrá la prisión preventiva del indagado en virtud de darse en la especie los presupuestos previstos en el art. 1 Ley 15.859 y fundamentalmente la gravedad de los hechos imputados prima facie.

Resolvió: Decrétase el procesamiento y prisión de S.M.B.R. por la presunta comisión de un delito continuado de atentado violento al pudor en calidad de autor”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.