Algo huele mal en Colonia

|

Hace unas semanas atrás, el Intendente Carlos Moreira visitó la Junta Departamental y entregó en manos del presidente de la Junta, el edil Mario Colmán, un pendrive que contenía el informe de la auditoría realizada por la consultora Pricewaterhouse Coopers. Pocas horas después todos los ediles teníamos en nuestros correos electrónicos una copia del informe, lo que nos permitió tomar conocimiento de las investigaciones hechas por la consultora. Lo más llamativo del caso es que hace un par de días nos enteramos que el Presidente de la Junta resolvió archivar el expediente.


El informe de la Price dice unas cuantas cosas que todos sospech√°bamos desde hac√≠a mucho tiempo. La diferencia es que la consultora tuvo acceso a toda la documentaci√≥n que necesit√≥, pudo hablar con todos los jerarcas y funcionarios involucrados y de ese modo llegar a conclusiones fundadas en documentos. Por ejemplo la Price comprueba que durante los diez a√Īos del ex intendente Zimmer:


1) Algunos empleados cobraban horas extras y siempre eran los mismos, en perjuicio de otros que nunca cobraron ni una sola hora extra.


2) Algunos funcionarios cobraban un beneficio por trabajo insalubre, cuando nunca hab√≠an realizado ning√ļn trabajo que la legislaci√≥n uruguaya considere como insalubre.


3) Casi todas las obras que se realizaban surg√≠an luego de un llamado a licitaci√≥n y daba la hermosa casualidad de que en casi todos los casos las licitaciones las ganaba la empres Ram√≥n √Ālvarez.


4) Que otra feliz coincidencia era que en todas las licitaciones que ganaba Ramón Alvarez, se pedía una ampliación de obra al 100%. Esto significa que la empresa se terminaba llevando el doble de lo inicialmente pactado


5) Que las empresas que realizaban obras (o sea Ramón Alvarez) no sólo cobraban con dinero, sino que también cobraban con asfalto. Es decir que en lugar de pagar como corresponde, se le entregaba una cantidad indeterminada de asfalto. Hoy se sigue investigando porque parece que la cantidad de asfalto que se llevaron es bastante más costosa que lo que se les debía.


6) Los camiones contratados, las canteras a las que se les compraba balasto y los talleres que realizaban trabajos para la Intendencia, eran figuritas repetidas. O sea: se beneficiaba siempre a los mismos.


Todo esto y mucho m√°s, lo dice p√ļblicamente la empresa Price en su auditor√≠a y de m√°s est√° decir que cuando uno avanza en la lectura del voluminoso informe, se da cuenta que de all√≠ surgen elementos como para pensar que ese expediente va a tener que pasar al Juzgado, porque no hay dudas de que existen sospechas sobre presuntos delitos cometidos en el per√≠odo investigado. Por eso resulta sumamente llamativo que la bancada del Partido Nacional en la Junta Departamental resuelva archivar un expediente que en realidad tendr√≠a que estar en la Justicia.


El mismo Partido Nacional que se rasga las vestiduras pidiendo que se investigue a Ancap, a Pluna y a todo bicho que camine, resulta que en Colonia archivan una auditor√≠a que revela el esc√°ndalo que fue la administraci√≥n Zimmer. El mismo Partido que a nivel nacional se viste de justiciero (y est√° muy bien que lo haga), ac√° en Colonia escarba la tierra con las u√Īas para esconder los resultados de una auditor√≠a que seguramente debe estar implicando y comprometiendo a m√°s gente de la que yo me alcanzo a imaginar.


Obio que esto no va a quedar ac√° y que no van a poder mantener archivado el informe de la Price por mucho tiempo; pero parece importante ir ayudando a quitar algunas caretas.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No est√° permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.