Tras cuatro años, reabrió centro Tiburcio Cachón para personas ciegas y con baja visión

|

Fcn 01


“Es un homenaje a la resistencia y a recuperar un espacio que era de ellos, para que vuelva a ser un lugar emblemático”, destacó el ministro de Desarrollo Social, Pablo Bartol, en la reapertura del centro de rehabilitación para personas ciegas y con baja visión Tiburcio Cachón. El establecimiento estuvo inactivo durante cuatro años y funciona en la órbita del Programa Nacional de Discapacidad (Pronadis).

Durante el período en que no funcionó, los usuarios del centro Tiburcio Cachón, ubicado en el barrio montevideano de Brazo Oriental, fueron atendidos en el Instituto Artigas, emplazado en Camino Maldonado.

En el acto, efectuado este lunes 15, el ministro Bartol destacó su importancia para los usuarios, quienes solicitaban su reapertura. El centro será equipado con todo lo necesario para su funcionamiento, se contratarán docentes de educación física y del sistema Braille, entre otros.

El secretario de Estado subrayó que se atenderán todas las necesidades y explicó que los reclamos incluyen la reparación y mejora de algunos espacios, el arreglo de la calefacción y un equipo docente para ayudar a los usuarios en la internalización de tareas y rutinas, entre otros.

Comunidad e integración de personas en situación de calle

Consultado por los periodistas sobre las personas en situación de calle, afirmó que se apunta a mejorar las condiciones de los refugios para una mejor calidad de vida de los usuarios.

Entre las acciones, indicó que se abrió un nuevo residencial que alberga 66 personas, de un total de 80, con habitaciones dobles con llave, experiencia que se replicará en otros barrios. Estos cambios posibilitarán una mejor convivencia para desestimular la vida en la calle, “porque eso tiene unos riesgos enormes”, sostuvo. 
Además, algunas personas fueron trasladadas de un refugio a un apartamento, en una nueva modalidad que implicará la convivencia con otros. “Eso es a lo que aspiramos, que la gente viva en comunidad, se integre y no estén aislados en un refugio”, agregó.
A fines de junio, estará habilitado en Camino Maldonado un nuevo dispositivo de atención, con 50 plazas, en el que convivirán de a dos personas. En los últimos tres meses el número total de plazas disponibles aumentó, de 1.000 a 1.400. “Se acabó eso de que tienen derecho de estar en la calle, la calle es una situación desgraciada y no es ningún derecho, el derecho es a la vivienda”, enfatizó.
En breve se realizará un nuevo censo para relevar el número depersonas en situación de calle, en conjunto con el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según datos del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) correspondientes a 2019, unas 1.000 personas acuden a refugios y otras 1.000 duermen a la intemperie, precisó.
Inspecciones a residenciales 
Bartol dijo que se realizó una inspección conjunta entre el Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Mides, para fiscalizar aspectos sanitarios, sociales y de convivencia, en residenciales de adultos mayores de Montevideo. La próxima etapa abarcará al interior de país.
Agregó que se generarán cupos en centros que se encuentren en condiciones para recibir personas desde aquellos lugares que no las cumplan.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.