​124 ingresos a dedo en la Intendencia de Colonia

|

Hace unos días se conoció el informe de la Oficina Nacional del Servicio Civil con respecto
a los ingresos a organismos del Estado e Intendencias Departamentales durante el año 2018.
Algunos de los datos resultan interesantes, en especial algunas cifras relativas a nuestro
departamento de Colonia.
El informe comienza mostrando que el 5,6% de los ingresos a los organismos del Poder
Ejecutivo se realizaron mediante el procedimiento de designación directa; esto significa que
no hubo concursos ni llamados públicos ni sorteos sino que directamente se nombraron esas
personas. A dedo, como decíamos antes. Este porcentaje es bastante bajo, probablemente
uno de los más bajos de la historia. Además dice el informe que el 61,2% ingresaron por
como resultado de concursos (de oposición, méritos o antecedentes). El resto ingresa por
otros procedimientos.
Esas cantidades cambian bastante cuando se analizan los ingresos a las diferentes
Intendencias. Veamos lo que pasa en nuestra Intendencia de Colonia: ingresaron 145
funcionarios durante 2018, de los cuales 124 lo hicieron mediante el mecanismo de la
designación directa, es decir a dedo. Esto es el 85,5% de los funcionarios que entraron a la
Intendencia de Colonia el año pasado, lo hicieron a dedo. Sin concurso de méritos ni de
oposición, sin llamado público ni sorteo. A dedo, porque son amigos de algún jerarca al cual
le prometieron el voto o porque son los que barren el comité de algún candidato blanco. El
85,5% de los ingresos en Colonia fueron por este procedimiento. Si este porcentaje lo
comparamos con el 5,6% que ingresaron de forma directa en los organismos del Gobierno
Nacional, queda en evidencia una diferencia más que clara en cuanto a la transparencia de
los procedimientos. Mientras el Partido Nacional habla de cuidar los gastos del Estado, de
no despilfarrar dinero y de no sé cuántas historias de pureza y cristalinidad, resulta que
ponen 124 funcionarios por la ventana, a dedo, por ser amigos de los jerarcas o de algún
caudillo blanco del departamento. Y eso solo en Colonia, después les cuento en el resto del
país.
Esto no es nuevo, ya lo sé. Siempre se hizo, también lo sé. Pero déjenme decir que las
cuatro intendencias con mayor ingresos a dedo en todo el Uruguay, pertenecen al Partido
Nacional. Es decir que todo el discurso blanco de la transparencia, se termina cuando hay
que acomodar a los amigos. El discurso del cuidado de los fondos públicos se termina
cuando hay que juntar votos para octubre. Son 124 funcionarios a los que les pagamos
mensualmente un sueldo y que no concursaron ni mostraron méritos suficientes para estar
donde están. Todo el verso de la transparencia blanca era solo eso: un verso.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.