Elecciones Internas: Mucho más que un voto

|

Cats



No hay ninguna disposición que establezca sanciones a quienes mañana no concurran a votar en las Elecciones Internas de los partidos políticos, pero lo que corre en esta oportunidad, es la obligación moral de participar en una elección que es el inicio de un proceso electoral que nos llevará hasta mayo del 2020 y donde todos, tenemos la posibilidad de incidir sobre quienes nos gobernarán en los próximos cinco años, en lo local, departamental y nacional.

Mañana será la primera instancia de ese proceso y si bien la concurrencia a las urnas no es obligatoria, prevalece sobre esa disposición legal, el deber de cada ciudadano de hacer de esta herramienta democrática una expresión genuina de participación ciudadana.

El domingo se elige al mejor de los candidatos de cada partido que en octubre pugnará por la Presidencia de la República, quiere decir que mañana se comienza a elegir al futuro Presidente.

Se trata desde el punto de vista moral de una obligación, porque a través de esa participación ejercemos nuestra responsabilidad como electores, marcando nuestra opinión, en este caso sobre quienes tienen que ser los postulantes a la presidencia en cada uno de los partidos políticos.

La indiferencia, la falta de compromiso y el descreimiento de un sector de la población que observa esta elección interna como algo ajeno e irrelevante, no debe ser motivo para quedarnos en nuestras casas y privarnos de un derecho que por tantos años estuvo censurado en nuestro país, y que hoy tenemos la oportunidad de utilizar como una expresión genuina de la democracia.

Sea cual sea nuestra idea, mañana decidimos quiénes son las personas que entendemos están en las mejores condiciones en este caso para candidatearse a la presidencia de la República e integrar las convenciones departamentales que decidirán los candidatos para las elecciones municipales del año próximo.

Pero más allá de eso, tenemos la oportunidad de ratificar la importancia del voto, como instrumento vital en un sistema democrático, donde la libertad de expresarnos en las urnas es un pilar fundamental.

En cualquier circunstancia, obligatoria o no, el voto de cada ciudadano es derecho fundamental para la vida de un país, porque en ese acto se contribuye a decidir el destino de todo un pueblo.

Exhortamos por lo tanto a todos los ciudadanos a concurrir a votar, acto que demostrará la cultura cívica que tiene el pueblo oriental. Utilicemos esta oportunidad con libertad, conciencia, con responsabilidad, apuntando al bien común, sabiendo que podemos ser parte de la construcción de los destinos de nuestra patria.

Quedar al margen de ese juego es una alternativa, participar de él es la mejor decisión, para que después la  queja no sea el  único derecho que seamos capaces de expresar.

En cualquier circunstancia, obligatoria o no, el voto de cada ciudadano es derecho fundamental para la vida de un país, porque en ese acto se contribuye a decidir el destino de todo un pueblo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.