​Súbete a mi moto

|

Hace casi tres meses, el 27 de Noviembre pasado, hicimos un pedido de informes al Intendente Moreira sobre la situación de unas motos requisadas por inspectores de tránsito en la localidad de Florencio Sánchez, aquí en el departamento de Colonia. En ese pedido -que aun no ha sido respondido- le preguntamos al señor Intendente cuántas motos fueron requisadas en Florencio Sánchez, cuáles son los motivos que originaron esa requisa, dónde están las motos ahora y además un última pregunta muy importante: si algunas fueron devueltas a sus dueños, quién las devolvió y cuáles fueron los motivos de la devolución.

El intendente tiene 20 días para responder los pedidos de informes y este pedido ya lleva cerca de 70 días sin respuesta, lo que me hace pensar que algo se debe haber complicado o algunos datos no aparecen (o algunas motos no aparecen). Porque resulta raro que tres o cuatro preguntas que en realidad deberían generar una respuesta inmediata, porque son de orden puramente administrativo, lleven una demora de 70 días. ¿Qué puede estar pasando para que sea tan difícil contestar?

Cuando una moto es requisada por un inspector de tránsito, se le entrega al propietario un recibo en el cual constan los detalles de por qué ocurrió dicho procedimiento y por supuesto que queda constancia de los datos personales del propietario. Y si en algún momento hay una resolución de devolver ese vehículo, también debe haber un documento (mínimamente un recibo), donde queda constancia de dicha devolución, la fecha, la firma de quien la retira y -por supuesto- en cada caso tiene que haber una resolución escrita y firmada por la autoridad competente, donde se resuelve esa devolución. Quien retira la moto es la Intendencia y quien puede devolverla es la Intendencia. Nadie más puede hacerlo, porque sería absoluta y totalmente ilegal que alguien se creyera con el poder suficiente como para entregar un vehículo que fue retirado en infracción por la Intendencia. El organismo que lo retiró es el que lo devuelve. Salvo que Florencio Sánchez sea una especie de Principado donde alguien manda más que las leyes nacionales.

Todo tiene que estar documentado y no debería ser tan difícil recolectar esa información, porque me imagino que no son tantas las motos requisadas en una localidad pequeña como Florencio Sánchez y muchas menos deben ser las que fueron devueltas. ¿Se justifica la demora? ¿O hay algo que no cierra?

El 22 de febrero es la próxima sesión de la Junta Departamental y allí voy a pedir el apoyo del resto de los ediles para reiterarle al Intendente la necesidad de responder ese pedido de informes. Creo que es importante aclarar cómo se procedió, saber si alguien se apartó del procedimiento y delimitar responsabilidades. Quiero creer que el Intendente no va a amparar abusos de funciones.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.