A los dos lados del mostrador

|


1959889

La crítica situación que se atraviesa en la Mutualista Cams, con un plan de reestructura en ciernes, que implicará un serio recorte de servicios en el sanatorio local, dejó al descubierto la incómoda posición en que se encuentra el Director Departamental de Salud, Dr. Alejandro Crosi, al haber aceptado ser cooperativista de la mencionada institución médica.

Cuando Centenario informó de esta situación, el jerarca fue consultado sobre la incompatibilidad que podría representar estar de los lados del mostrador, al ser el rector de las políticas de salud en el departamento y a su vez regir a sus compañeros con quien comparte la propiedad de la mutualista.

Crosi se excusó señalando que esa situación, mientras no ocupara un cargo directivo en la Cooperativa Médica, no lo inhabilitaba para ser Director Departamental de Salud. Es decir, legalmente no hay nada que le impida ser parte de la propiedad de Cams. Incluso fue más allá de esa apreciación y en una conferencia de prensa donde explicó los pasos que ha dado como Director de Salud en la reestructura de la Mutualista, justificó su integración diciendo que ser parte de la Cooperativa permitiría ampliar la participación, evitar que la propiedad se concentre en unos pocos y también incidir en las decisiones que se tomen.

Pero los cargos públicos y de particular confianza, como es el de Director Departamental de Salud, no deben guiarse únicamente por las disposiciones reglamentarias que rigen la función, sino que deben responder también a determinado grado de independencia que evite el cruces de intereses cuando dos áreas de un mismo problema, están enfrentadas. Aunque reglamentariamente no exista un artículo que limite su ingreso como cooperativista de Cams, el sólo hecho de sembrar la duda al usuario de si defenderá sus intereses o priorizará el suyo y el de sus colegas, es motivo de cuestionamiento.

La independencia en los cargos públicos deben seguir la máxima del César (Emperador), no solo deber ser, sino y sobre todo parecerlo.

En momentos en que los usuarios de esta Mutualista libran una batalla desigual en procura de que no se recorten servicios de salud en el sanatorio local, sin posibilidades siquiera de poder entrevistarse con los directivos y menos aún conocer detalles del déficit estructural que motiva la reestructura, el primer escudo de defensa que debería ser el Director Departamental de Salud, está en vía de ingreso a la propiedad de la institución con quien se está enfrentado.

Los ciudadanos en democracia tienen la expectativa de que los funcionarios públicos actúen de manera imparcial al momento de tomar decisiones, sin buscar beneficios personales o que exista la apariencia de que eso pueda suceder.

Los funcionarios encargados de los controles, en este caso de las políticas de salud en el Departamento, tienen que tener independencia para cumplir sus funciones. Si bien el Estado tiene todo el derecho de atraer al mejor talento de cualquier industria, al mismo tiempo tiene que asegurarse que los vínculos de ese trabajador con su industria no excedan los límites legales y éticos. En política pública, no se puede tolerar que alguien se siente a los dos lados del mostrador.

2 Comentarios

1

La corrupcion en Soriano es a todos los niveles.Habria que hacer algo para que los temas se hablen para mejorar en un futuro. Es en todos los partidos politicos y se ha extendido a todas las actividades..Pero no se ve bien tocar algunos casos y asi nos acostumbramos.

escrito por Alejandra 12/nov/18    07:33
2

No se puede estar en la misa y la procesión. La salud es otro de los temas en que el FA ha tenido grandes aciertos, pero también sonados casos de corrupción o por lo menos de falta de ética

escrito por Williams Kelland 10/nov/18    15:21

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.