Reclaman que Soriano integre colectivo capaz de asesorar y orientar en el tema

|

Segunda marcha de la diversidad en Rodu00f3 2

Para una población de poco más de dos mil habitantes, conservadora en términos generales, concretar una marcha de la diversidad, con la presencia de personas trans, gay, lesbianas y también heterosexuales, significa todo un desafío. Y hacerlo por segunda vez, aún más. De hecho, la convocatoria no logró que muchas autoridad local se hiciera presentes (sólo el Alcalde Washington Loitey) y si la mirada en esa perspectiva se amplía a todo el departamento, sólo el Jefe Departamental del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), Pablo Marrero y Cristian Perdomo de la Oficina de Cardona, estaban presentes.

Si las autoridades no concurren, difícilmente el ciudadano común y corriente, que no tiene un compromiso claro sobre el tema, lo haga. Las conquistas de derechos de las minorías o la reivindicación del trato igualitario, son aún en estas poblaciones, observadas con cierto recelo. Quizás por eso, durante todo el trayecto de la marcha (unos dos kilómetros) hubiera más gente observándola, que participando en ella.

De todas maneras, los organizadores saben que la aceptación y participación, es una construcción colectiva que llevará tiempo en comunidades donde los derechos de las minorías no están del todo valorados.

La proclama

El organizador de la marcha fue el activista local Emanuel Lapaz. Luego de que todos los integrantes de la movilización llegaran al parque “33 Orientales” portando la bandera multicolor y después de la presentación de algunos artistas, habló sobre el significado del encuentro.

El “objetivo principal” de todo esto es “la equidad para todas las personas. Los derechos que les corresponden a todos en una sociedad diversa. Somos consientes de que se ha logrado avanzar y de que hay derechos que están siendo conquistados por nuestro Uruguay”, indicó.

En su alocución hizo referencia a la aprobada Ley Integral para personas Trans. Dijo que se trata de la “población más vulnerable del país. En Uruguay son alrededor de 1.000 personas que viven en un marco de estigma y discriminación, expulsadas de toda conexión con el sistema”.

Con la Ley recientemente aprobada “se reconoce entre otras cosas que las personas trans han sido víctimas históricas de la violencia, incluso por parte del Estado, que aplicó la persecución y la fuerza contra su s cuerpo s e identidades”.

Entre los aspectos claves de la norma, hizo hincapié en la visibilidad de la identidad de género, que desde ahora deberá aplicarse por ejemplo en censos, encuestas, etc. También destacó que el cambio de nombre o sexo, deja de ser un trámite judicial para ser administrativo en el Registro del Estado Civil.

Pero más allá de los logros que se obtienen con la Ley, Lapaz abogó por la conformación en el departamento de Soriano, de una Asociación Civil, capaz de oriental y apoyar a quienes necesitan acceder a esos derechos. “Estamos convencidos que para seguir conquistando derechos fundamentales debemos unirnos, asociarnos para e empoderarnos. Soriano necesita una asociación civil fuerte y grupal en el departamento para poder asesorar, oriental y brindar apoyo a quienes dentro del colectivo lo requieran “, reclamó. 

Segunda marcha de la diversidad en Rodu00f3

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.