¿Quién es Jair Bolsonaro?

|


Cats

Con más del 55% de los votos, el candidato de ultraderecha Jair Bolsonaro se convirtió el domingo pasado en el presidente número 38 de Brasil tras alcanzar la victoria en segunda vuelta.

De 63 años, nacido en Campinas, Sao Paulo, es un excapitán retirado del Ejército brasileño, quien desde 1991 representa a Río de Janeiro como diputado federal. Su ascenso como candidato ocurrió en un ambiente contaminado por las denuncias de corrupción que involucran a figuras de los partidos tradicionales de su país, especialmente tras el escándalo de Lava Jato, por lo que su discurso de "mano dura" convocó a buena parte del electorado.

Desde que anunció su candidatura se mantuvo en el segundo puesto de preferencia electoral, pero el viraje ocurrió después que el Tribunal Supremo Electoral (TSE) le negara al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva la posibilidad de medirse en las presidenciales: la salida del líder del Partido de los Trabajadores (PT) lo empujó directo al primer lugar de las encuestas y el electorado brasileño lo confirmó el domingo pasado como su nuevo presidente.

Jair Mesías Bolsonaro proviene de una familia de origen italiano, y es un antiguo paracaidista que forjó su carrera política principalmente en Río de Janeiro, donde fue elegido concejal en 1988 y obtuvo su primera banca como diputado federal dos años después. Católico, tiene cinco hijos de dos matrimonios: cuatro varones -tres dedicados a la política- y una niña, que según dijo una vez significó "una debilidad" de sus capacidades.

Aquella no fue su primera declaración misógina. En 2003, le dijo a una diputada izquierdista que lo acusaba de incentivar las violaciones que "no merecería ser violada". Luego explicó: "No merecería ser violada porque es muy mala, muy fea". Cientos de miles de mujeres se manifestaron antes de la primera vuelta para gritar "Él no", pero eso no frenó su ascenso.

También son notorias sus declaraciones homofóbicas. En una entrevista con la revista Playboy, en 2011, dijo que preferiría que sus hijos "muriesen en un accidente" a que fueran homosexuales. Además, es un apologista de la tortura y un defensor de liberalizar la portación de armas.

De cara a la segunda vuelta, con el Palacio de Planalto más cerca, Bolsonaro intentó mostrar un perfil más amable, como en la publicidad electoral en la que se emocionaba al confesar que revirtió su vasectomía para tener a su hija Laura. Para sus más ardientes partidarios, es simplemente "el mito" y un "salvador".

En un país saturado por escándalos de corrupción y con altos índices de violencia y desempleo, su discurso "antisistema" encontró respaldo en diversas camadas sociales con su lema "Brasil por encima de todo. Dios encima de todos". Se postuló por el hasta entonces pequeño Partido Social Liberal (PSL), al que adhirió este año.

Venció además las reticencias de los mercados, anunciando que de ganar nombraría ministro de Hacienda al economista ultraliberal Paulo Guedes, partidario de las privatizaciones y de medidas de austeridad para sanear las cuentas públicas. Su último golpe maestro fue conquistar a la poderosa bancada del agronegocio en el Congreso y a líderes de iglesias evangélicas, que lo vieron como la mejor alternativa para evitar el retorno de la izquierda.

Los detalles más relevantes

de su programa de gobierno

Reducir la deuda pública un 20% a través de un proceso de privatización de las empresas públicas, venta de acciones y asignación de concesiones a operadores privados.

Crear un sistema privado para la jubilación por capitalización, que existiría en paralelo a la cotización pública.

Rebajar la edad de imputabilidad de 18 a 16 años y eliminar del beneficio procesal de recorte de condena.

Crear un Ministerio de Economía que unifique las carteras de Hacienda, Planificación e Industria para dirigir el plan de privatizaciones.

Fomentar el uso de armas entre civiles, así como el fortalecimiento de las fuerzas de seguridad y defensa.

Aplicar una política de "guerra" contra el narcotráfico, que prevé protección jurídica especial para los policías que torturen, hieran o maten a presuntos delincuentes-



Infografía: El Universo de Ecuador. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.