Los entretelones de un diferendo donde primaron los enojos y caprichos

|

1863793 3


Cuando el lunes 23 de julio pasado, los clubes de la Liga del Centro se reunieron en forma extraordinaria para definir los detalles que podría traer aparejado el fallo del Tribunal Arbitral de OFI sobre la suspensión del partido entre Libertad y Fraternidad, manejaron la alternativa de que si se tenía que jugar el complemento de 15 minutos que faltaban al momento de que el partido quedó trunco, se jugara a puertas cerradas. No hubo y así lo confirmaron a Centenario varios dirigentes de clubes que tomaron parte de esa reunión, una mención específica de que los medios de comunicación no podían cubrir el evento.

En la tarde del miércoles 25 de julio, OFI informó a la Gerencia de Liga del Centro de la decisión tomada sobre ese partido (ver edición del sábado pasado de Centenario) y al día siguiente la duda sobre si los medios de prensa podrían cubrir el complemento se instaló a través de una publicación del portal Perfiles, criticando la disposición de que los periodistas quedaran excluidos de esa cobertura, al fijarse que el “pico” se jugara a puertas cerradas. Esa publicación molestó a varios dirigentes, que sumado a otros enojos sobre cómo los medios cubren las actividades de la Liga, los colocó en una actitud intransigente que los llevó a rechazar las gestiones que el propio Presidente de la Liga, Dorian Armand Pilón, efectuó entre el grupo de WhatsApp de las autoridades centristas, para evitar que los medios quedaran fuera de ese encuentro.

Paralelamente a eso y desde otros ámbitos, el ex Intendente de Soriano y Senador, Gustavo Lapaz, se hizo eco del inconveniente, generando la intervención del Círculo de Periodistas Deportivos del Uruguay, que a su vez planteó a la dirigencia de OFI lo que estaba pasando en Liga del Centro con los medios de comunicación.

Mientras el Presidente a nivel local recogía solamente la adhesión de algunos clubes para que la prensa pudiera ingresar al complemento del juego entre Libertad y Fraternidad, ya que la mayoría rechazó esa posibilidad, a nivel nacional el Círculo de Periodistas Deportivos logró que OFI se interesara en el tema y ordenara a uno de sus Consejeros (Martín Mernies - Confederación del Litoral), ponerse en contacto con la Gerencia de la Liga para señalar que no se les podía impedir a los medios de comunicación la cobertura del evento.

A menos de veinticuatro horas de que se jugara el complemento, a través de Gustavo Lapaz los medios se enteraron que las gestiones del Círculo de Periodistas Deportivos dieron sus frutos, y pocos minutos después, a través de su cuenta oficial en la red social facebook el club Rodó expresó públicamente “su conformidad por la determinación del Ejecutivo de OFI de permitir que el pico del partido entre Libertad y Fraternidad cuente con la cobertura de los medios de comunicación de la zona”.

Pero el mismo día del partido, dos horas antes de su inicio, desde la Gerencia de la Liga se informó a los medios que podían ingresar al complemento “siempre y cuando presenten el carné habilitante de OFI”. El requisito terminó siendo insalvable para algunos periodistas que no pudieron cubrir el “pico”.

¿Por qué la Liga del Centro solicitó a los periodistas el carné de OFI cuando nunca lo ha hecho? Y ¿Por qué advierten de ese requisito dos horas antes de jugarse el partido, sabiendo que generarían un problema insalvable a algunos comunicadores como finalmente sucedió?

Se trató de una chicana para pasarle factura a aquellos periodistas con quien se está molesto y también un mensaje de que ninguna gremial periodística le tuerce el brazo a la Liga.

Los clubes están en todo su derecho en exigir a los periodistas una acreditación, de hecho permitiría blanquear una función que a veces (y sin a veces) es cumplida por alguien que no pertenece a los medios de comunicación. Lo que no puede hacer es cambiar las reglas de juego dos horas antes del inicio del partido en cuestión. Lograr una acreditación lleva al menos una gestión de 24 horas (día hábil), por lo que si realmente lo que se pretendía era un cambio en la forma de ingreso de los periodistas a las canchas, se debió comunicar, primero oficialmente, es decir a través de los carriles normales y no mediante de un mensaje de WhatsApp, y sobre todo con el debido tiempo para que aquellos que no cuentan con la acreditación, la puedan gestionar, no dos horas antes del partido como sucedió.

A esta altura ha quedado claro, que varios dirigentes han utilizado esta situación para pasarle factura a los medios con quien están molestos por cómo informan. El reciente incidente en el parque “Teodoro Reisch” de la localidad de Egaña, donde se enfrentaron hinchas de Tabaré y Rampla Juniors y del cual también habrían participado jugadores de ambos clubes (cosa que es motivo de consulta por estas horas), es uno de los cuestionamientos. La queja central radica en una trasmisión en vivo a través de facebook de un medio de comunicación que no mostró los incidentes y el poco destaque que la prensa le dio al hecho, prejuzgando que con ello se pretendió favorecer a algún club.

Los dirigentes de la Liga deben entender que las limitaciones a la libertad de expresión o el derecho a la información, no son los caminos para dirimir las diferencias con la prensa, porque ahí se afecta un bien superior, que es el derecho del público a estar informado. En una sociedad democrática los medios de comunicación juegan un papel clave en el acceso a la información. Cualquier restricción significa un retroceso al Estado de Derecho por el cual nos regimos. El derecho a réplica o la expresión de una mirada diferente a lo informado por los medios, son mecanismos que los dirigentes tienen para confrontar opiniones o informaciones, si creen que no se ha dicho toda la verdad.

En el juego libre de la democracia, podrá gustar o no la forma en que informan y opinan los medios (en este caso sobre la Liga del Centro), pero nunca la imposición de un poder es el camino adecuado para resolver los diferendos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.