El déficit del Municipio de Rodó

|

El déficit de $ 18.617.435 que el Municipio de José Enrique Rodó arrojó en su gestión del año 2017, de lo cual Centenario informó en forma detallada en sus ediciones del sábado 21 y miércoles 25 de julio pasado, ha generado suspicacias en algunos actores comunitarios, que han pretendido darle otro giro al tema cuando en realidad a través del informe del Periódico está claro en qué rubro del presupuesto del Municipio se ha generado el endeudamiento. El alcalde de Rodó, Washington Loitey declaró recientemente al diario Acción de Mercedes, que el déficit de Rodó no es causa de las obras que se han concretado en localidades de Risso y Egaña. “Ciertos medios han dado información sin explicar en profundo, porqué nunca me referí a que ese dinero era invertido en obras, porque ese no nos compete a nosotros como municipio”. De hecho, cuando Centenario lo consultó sobre este tema (ver edición del sábado 21 de julio) Loitey hizo referencia a que en el caso de Risso y Egaña, el Municipio de lo que se hace cargo es de su funcionamiento (combustible, sueldos, etc), en ningún momento se refirió a obras, elemento que ahora se pretende incorporar para confundir a los vecinos. Claramente informamos que el déficit se explicaba en el rubro Administración (1.02) que corresponde al pago de sueldos, contrataciones y otros servicios, donde entre lo presupuestado y realmente gastado los números en rojo llegan a $ 17.174.586, es decir el 92% del total del déficit. Por lo tanto lejos podríamos haber dicho que el mismo se explicara en las obras desarrolladas en Risso y en Egaña. El Alcalde leyó mal, le informaron mal o fue preso de las redes sociales donde distorsionar la información es moneda corriente.

El periodismo en Uruguay ha sido tradicionalmente declarativo. Aún hoy muchos medios si no tienen una autoridad a quién pedirle su opinión parece que no pueden informar. En Centenario consideramos importante la opinión de las autoridades, pero de la misma manera entendemos vital trabajar con documentación oficial que nos permita hacer un análisis lo más objetivo y cercano a la verdad de los hechos, porque toda opinión será siempre emitida desde la conveniencia de quien la da, sin embargo, como en este caso, ver la Rendición de Cuentas, desmenuzar sus números, nos permite llegar a datos que de otra manera nunca saldrían a la luz pública. En pocas palabras esa es la esencia del periodismo independiente, introducirnos en el meollo del asunto, más allá de las declaraciones, aunque hacerlo moleste a las autoridades, pero contribuye de forma indispensable a una información de calidad y un debate riguroso, producto de que la ciudadanía cuente con detalles que de otra manera no los tendría para poder opinar con propiedad. Por eso muchas veces, cuando no se trabaja con documentación (donde la hay) y la tarea periodística se limita solamente a declaraciones de los protagonistas de los hechos, se informa mal y se pregunta peor. El periodismo de datos lleva más tiempo, trabajo y dedicación, pero es cada vez más indispensable para una democracia de calidad. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.