Rodó quiso más pero Fraternidad empató sobre el final y el que festejó fue Rampla

|


A falta de tres minutos para el final y cuando el “lobo blanco” ya estaba saboreando la conquista del Apertura, un remate cruzado de Emiliano Larzabal le dio el empate a Fraternidad, dejando el clásico igualado en un tanto y permitiendo a Rampla Juniors, que ayer tuvo fecha libre, coronarse campeón sin jugar, ya que había finalizado el torneo con doce unidades, mientras que Rodó y Fraternidad culminaron con once.

La sensación que quedó anoche en el parque “Pérez Delgado” es que Fraternidad celebró el empate clásico y por más que se le escapó la chance de ser campeón, no quería por nada que su clásico rival le diera la vuelta en su cancha y por eso el partido terminó con un Rodó en busca del segundo y un “decano” defendiendo la igualdad.

En el trámite general del encuentro Rodó fue quien tuvo la iniciativa y salió a buscar el resultado. El local juego en su campo y procuró hacer daño de contragolpe, pero fue desprolijo en su juego y le costó llegar con claridad.

El “lobo blanco” tuvo en su volante central Martín Fontes , el distribuidor del juego, que además contó con el buen trabajo de Paolo Bogni y Gonzalo Gómez y la movilidad de Francisco Taño arriba, que siempre inquietó a la defensa albiverde.

En ese marco Fraternidad sintió que Leonardo Vidarte no pudiera sobresalir en el medio juego, por lo que apeló mucho al pelotazo y ahí cayó en la buena tarea defensiva de Rodó.

El primer tiempo se fue con empate a cero, con la sensación de que los dos no habían apretado a fondo el acelerador y aguardarían por el complemento para ir por el partido. Igualmente el conjunto blanco fue el que más arriesgó...



Nota completa en edición del 4 de junio 2018

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.