​“Que los trabajadores municipales no dependan del estado de ánimo del intendente, ni de su discrecionalidad”

|




Los trabajadores mercedarios se congregaron frente a la sede del Plenario Intersindical para celebrar el día del trabajador. Un acto que contó con la participación de varios oradores, y que en el comienzo tuvo homenaje para el histórico dirigente gremial Gerardo Cuesta, asesinado en la pasada dictadura cívico militar.

Cuesta vivió parte de su niñez en Mercedes, y en este reconocimiento estuvo su hijo y nietas, colocándose una placa en la sede del Plenario Intersindical.

En la oratoria participaron integrantes del colectivo “Ni una menos”, representantes del grupo que viene oponiéndose a la Ley de Riego, el Sindicato de la Construcción y la Fuecys, empleados de comercios y servicios

La parte central dela oratoria estuvo a cargo de la presidenta del PIT CNT local Carolina Silva quien enfatizó en la necesidad de profundizar la negociación colectiva , reclamando un Salario Mínimo Nacional de $ 16.500, y en la necesidad de grabar al capital y a la riqueza del país. Opinando que el gobierno debería pegar le en el clavo al déficit fiscal, para incidir en la vivienda, salario y la inversión.

Carolina Silva fue muy crítica también con el rol que juegan varias Intendencias del país en la negociación salarial con sus trabajadores indicando que muchos Intendentes se mueven como si fueran dueños o patrones del pueblo.

A continuación incluimos el discurso completo de la Presidenta del PIT CNT Soriano, Carolina Silva:

1° DE MAYO DE 2018

Corresponde siempre recordar que ya en 1886 se produjeron en EEUU intensas movilizaciones en procura de lograr la implantación de la jornada máxima de ocho horas, a partir del 1o de mayo.

En ese día se efectuaron en diversas ciudades de aquel país “huelgas generales” de miles de trabajadores cuyas empresas no habían aceptado dicha exigencia. En ese contexto, el 3 de mayo, en una concentración de trabajadores de la fábrica Mc Cormick en Chicago se produjeron enfrentamientos con la policía y detectives contratados por la empresa, que terminaron con varios muertos y heridos entre los manifestantes

Se decretó el estado de sitio y se detuvieron cientos de sindicalistas, socialistas y anarquistas, entre ellos varios sindicalistas a quienes se responsabilizó de los hechos. Fue así que un juicio que finalizó en agosto de 1887 declaró culpables a ocho de los detenidos, condenando a ser ahorcados a siete de ellos, y a 15 años de trabajos forzados a Oscar Neebe.

Cuando en 1890 se realizó por vez primera en el mundo, se iniciaba el proceso de creación de una tradición que se impondría.

Pero los “crímenes de Chicago” no fueron olvidados, así como tampoco la consigna que sintetizaba el reclamo de la época: “las ocho horas”.

En distintas ciudades de Europa y Estados Unidos, se efectuaron el primero de mayo de 1890 actos “simultáneos” también en Cuba, Argentina y Uruguay.

En 1916 el Estado uruguayo aprobó una ley que transformó dicha fecha en “fiesta nacional del trabajo”, suprimiendo el feriado de “San Felipe y Santiago”, y desde 1919 en “no laborable”.

En mayo de 1964 –pasando por las primeras “convenciones de trabajadores” de setiembre- comenzó un proceso que culminó con la consolidación de la Convención Nacional de Trabajadores en el congreso de “unificación sindical” de octubre de 1966.

En abril de 1983 una vasta red social y política, desde decenas de “asociaciones de trabajadores” organizaron el primer acto público del Primero de Mayo desde 1973. Entre una situación de incertidumbre por lo que podía pasar, el multitudinario acto fue todo un éxito, así como presenció el nacimiento del PIT, Plenario Intersindical de Trabajadores. Las consignas sintetizaban lo ansiado por vastos sectores de la población: “Salario, Libertad, Trabajo y Amnistía”.


Hoy vivimos una etapa histórica que tiene como rasgo fundamental la crisis mundial del capital, iniciada con la crisis financiera del 2008. El gran capital no ha encontrado salidas para esta crisis y es en ese cuadro que lleva adelante una contraofensiva global para implementar un ajuste que le permita recomponer sus tasas de ganancia y recayendo sobre las espaldas de los trabajadores y la naturaleza. Es en el marco de esa enorme contraofensiva que hoy el mundo sufre las consecuencias del afán guerrerista del imperialismo. La agresión en Siria, es apenas una muestra de los dolorosos efectos que viven los pueblos en estos conflictos. En un planeta en el que se desmoronan las formas políticas a través de las cuales el imperialismo sostuvo su estructura de poder, los pueblos del mundo reclamamos paz, justicia e igualdad.

La amenaza constante de injerencias por parte del gobierno de los EEUU en los asuntos internos de Cuba y Venezuela, son la prueba de las amenazas que la presidencia de Trump, al frente de una potencia hegemónica en declive en un mundo que avanza hacia una redistribución multipolar del poder, muestran los enormes riesgos que afrontamos los pueblos del continente en este contexto mundial.

En nuestra región, esta contraofensiva se expresa con el intento de reinstauración neoliberal, que ha llevado a expresiones directas del gran capital a la presidencia de países de enorme importancia en el mundo y la región.

El ascenso de Macri en Argentina y el Golpe de Estado en Brasil que puso a Temer de forma ilegítima en la Presidencia, son los principales ejemplos de un fenómeno continental, y han redundado en recortes de derechos que hunden día a día a millones de trabajadores y trabajadoras en la pobreza.

Las respuestas populares en ambos países han recibido como réplica la represión. Es en ese marco que se ubican la desaparición de Santiago Maldonado en Argentina, en una situación que sigue sin aclararse, el asesinato de la legisladora Michelle en San Pablo y la injustificada prisión de Lula, al que se lo tiene detenido sin que se haya presentado una sola prueba de que lo vincule a la corrupción.

También se ubican en este contexto los incumplimientos por parte del Estado Colombiano a los acuerdos de paz que el Gobierno y las FARC suscribieron en la Habana.

Esta estrategia global del capital, tiene como fundamental obstáculo para su implementación, la participación activa de los pueblos del mundo en movilizaciones que día a día reclaman protagonismo popular, para que la crisis del capitalismo no la paguemos las trabajadoras y trabajadores y los pueblos del mundo.


También en nuestro país se expresan estas contradicciones planteadas a nivel mundial. Algunos sectores empresariales buscan promover recortes en derechos, cuestionamientos a la negociación colectiva y un modelo de ajuste social que impactaría directamente sobre los sectores más vulnerables de nuestro pueblo.

Es por este motivo que seguimos con especial atención la aparición pública de los sectores rurales que emergieron bajo el rótulo de autoconvocados. Desde nuestro punto de vista no existe "el campo", existen las realidades heterogéneas del medio agropecuario. Ahí estamos nosotros, alrededor, de 90.000 asalariados rurales que recién conquistaron las ocho horas en 2009, que recién accedieron a los Consejos de Salario en 2005. Debemos tender una mano solidaria para fortalecer la organización y para que sus aspiraciones también emerjan, como emergen algunas aspiraciones de los poderosos del país.

También forman parte de esa realidad heterogénea 23.000 pequeños establecimientos familiares que nuclean alrededor de 40.000 personas, muchas veces estos pequeños productores ganan menos que un obrero calificado. Son objetivamente nuestros aliados, son parte potencial de las fuerzas motrices de una transformación productiva del país. La mano tendida para el desarrollo de este sector, para que se desplieguen políticas públicas, para que se investigue tecnológicamente y se ayude a los pequeños productores familiares. Es necesario atender los justos reclamos de este sector, que aparecen entreverados también con los de enormes terratenientes vinculados a los agro-negocios, una pequeña fracción del mundo agropecuario que tuvo ganancias extraordinarias en todos estos años de altos precios internacionales de las materias primas. No todo es lo mismo, ahí tenemos aliados, ahí tenemos amigos y hay otros que permanentemente han lucrado con el destino nacional.

Los propietarios que no trabajan su predio han recibido en los últimos años USD 5.900.000.000 por renta de la tierra. Propietarios que además trabajan la tierra, han recibido USD 7.472.000.000 por renta de la tierra. Esto es, que una minoría de propietarios ha recibido el 85% de la renta de la tierra, mientras que la inmensa mayoría de asalariados rurales y pequeños productores familiares no han recibido nada. Es necesario debatir la reforma agraria integral, la redistribución de la riqueza en la tierra y el desarrollo productivo agrario del país.

La contracara de esa moneda es la que les toca vivir a lo que llamamos proletariado rural. El salario mínimo en el arroz $ 19.142, en los tambos $ 17.000, en la ganadería $ 17.000, en la fruta $ 14.500, en los trabajadores del citrus, con la importante labor vienen desarrollando lo compañeros frente a patronales que persiguen a la organización y los trabajadores en lucha el salario es de $ 13.000, esos son los sectores que deben ser atendidos en los próximos Consejos de Salario y esa es la parte del mundo agropecuario que tiene peores condiciones de vida. Necesitamos apoyarlos para que puedan desarrollar su organización y de esa forma sus reclamos sean más escuchados.

En marzo del 2016 el PITCNT propuso la creación de una mesa tripartita para mirar las cuestiones del trabajo y la producción nacional, para mirar las cuestiones del desarrollo de los sectores y su competitividad, propuesta aceptada por el Gobierno, pero rechazada permanentemente por la Cámara de Industria, por la Cámara del Comercio y las patronales que comparecen en el Consejo Superior de Salarios. Nos parece que para discutir estas cuestiones ese ámbito tripartito es una herramienta positiva para poder discutir las cadenas productivas y el desarrollo de nuestro país.

Es en ese contexto que estamos llevando adelante la recolección de firmas para derogar la ley de riegos, que a instancia de FFOSE hemos resuelto en todo el PIT CNT impulsar. El agua es un factor productivo, pero desde la perspectiva de los trabajadores, y mucho más después del plebiscito que definió que el agua es cosa pública, es un asunto central concebirla desmercantilizada, como derecho humano. Como apoyatura a la producción, principalmente de los pequeños productores familiares, pero principalmente como derecho humano.

Otro aspecto fundamental está relacionado a uno de los aspectos en los que a nivel mundial se vienen desarrollando transformaciones más profundas. El movimiento feminista ha llevado adelante un proceso de lucha por la igualdad, que ha puesto sobre la mesa las enormes injusticias que día a día viven las mujeres en el trabajo, en la calle, en su hogar y en cada lugar. Las movilizaciones del ocho de marzo son una muestra importante de la enorme adhesión que estas reivindicaciones tienen en la sociedad y al mismo tiempo los enormes retrasos que tenemos en ese aspecto. Los desafíos nos interpelan como clase y nos empujan a poner toda la organización sindical al servicio de estas luchas.

Cuatro desafíos tenemos planteados en este marco

  • 1.En primer lugar, resolver en el Parlamento un conjunto de leyes democráticas relacionadas al mundo del trabajo, pero que tienen que ver directamente con la construcción de una sociedad más igualitaria, más justa, más humana, más solidaria. La ley de insolvencia patronal, que evite los incumplimientos patronales en los créditos laborales al momento de cierre de las empresas. Vinculado globalmente a las políticas de vivienda, la aprobación una ley que regule el precio del alquiler. Y finalmente, aunque no son únicamente estas tres las leyes las que planteamos, estamos cerca de la aprobación inmediata la ley de empleo para personas con discapacidad, producto de la insistencia férrea del movimiento sindical ante el Poder Ejecutivo, causa que no admite la menor demora. Debe haber algún patrón enojado con esta ley, pero desde nuestra perspectiva dice muchísimo de humanidad, de solidaridad, de inclusión y de igualdad. Habla de nosotros mismos cuando nos lastimamos, no de ajenos, y habla de formas en las que la democracia se profundiza al punto en el que la contratación de personal no tiene que ver solamente con cosas, que son importantes como los perfiles ocupacionales, sino que tiene que ver con la densidad humana e igualitaria de la sociedad que vamos a construir. Por tanto reivindicamos, luego de un arduo trabajo en el que llegamos a un acuerdo, que se envíe de inmediato el proyecto de ley y podamos festejar la aprobación completa de esta ley, tan importante para los trabajadores y para el pueblo.
  • 2. El segundo, es la Rendición de Cuentas más importante del periodo, en la que el campo popular debe organizar las condiciones de avance concreto en las banderas que levanta el Movimiento Obrero, que son para el desarrollo de la Nación en su conjunto, de toda la sociedad, en tanto atañen a la vida directa de las grandes mayorías nacionales. Esta lucha nos va a traer muy movilizados, muy ocupados, con mucho diálogo y movilización. Es la última Rendición de Cuentas, ya que existe una disposición constitucional que inhibe aumentar inversión y gasto en un año electoral, por tanto, este año la Rendición de Cuentas, debe estar resuelta antes del 30 de setiembre de este año. Nosotros creemos que este es el año del cumplimiento de los compromisos con el pueblo, del cumplimiento de las perspectivas planteadas en la propia campaña electoral. Se debe alcanzar ineludiblemente el 6% del PBI para la Educación Pública más el 1% para investigación de la UDELAR; el presupuesto que requiere ASSE y la Salud Pública para promover la defensa y transformación del Sistema Nacional Integrado de Salud; se debe cumplir con los USD 1.300.000.000 destinados a vivienda; con la millonaria cifra USD 8.000.000.000 de inversión pública que tanto promocionó el Presidente de la República y de la cual muy poco se ha ejecutado; se debe mantener el convenio colectivo con la ANEP, el convenio colectivo con el INAU y el INISA y de mejorar los salarios de los trabajadores públicos; se tiene que poder llearg a que los montos asignados en la Rendición de Cuentas lleguen concretamente y se sientan en el desarrollo nacional, en las cuestiones estratégicas y en la vida de los trabajadores. Sin ninguna torpeza de nuestra parte hay una forma de poder hacerlo, que es gravar más al capital, gravar a la gran riqueza de este país, el PITCNT ha hecho propuestas en ese sentido. El documento elaborado por el ICUDU que se diera a llamar el DILEMA PRESUPUESTAL aún espera respuesta de este gobierno. Pero hay otra forma también, sin que seamos torpes o toscos de la importancia de los equilibrios macroeconómicos, de la importancia en el ciclo de largo plazo de la economía de atender las cuestiones del déficit fiscal, sin ser torpes, si tenemos que pegar en el clavo a un número mágico como es la cuestión del déficit fiscal, peguémosle en el clavo a las satisfacción de las necesidades de la gente, cumpliendo con los ejes de la Rendición de cuentas, porque así también es como harán síntesis las grandes mayorías nacionales y populares. Cumplimiento en la vivienda, en la salud, en la educación, en el salario de los trabajadores y en la inversión necesaria.
  • 3. En tercer lugar, en lo que va a ser una marea de lucha de clases, de despliegue de la movilización, la ronda de los Consejos de Salarios que tenemos este año, la más importante de los últimos años, donde casi un millón de trabajadores estarán definiendo sus condiciones inmediatas de trabajo. Desafío central, no solamente para los trabajadores de la actividad privada, sino directamente para definir cuál será la calidad de vida de las grandes mayorías nacionales, por el impacto que tiene la negociación colectiva y salarial en vastísimos sectores, que inclusive trascienden a la clase trabajadora. Primer cuestión de fondo, negociar todas las ramas por el mismo período. Para los trabajadores no es solo importante cuanto salario arrancamos en la negociación, sino la organización, la unidad de acción y la lucha de todos juntos, y para eso es importante acordar en el mismo período de duración del convenio colectivo. Vamos a hacer un planteo insistiendo en una suba mayor del Salario Mínimo Nacional (SMN), para que no exista más en Uruguay núcleo familiar con salarios por debajo de la línea de pobreza. Llegar al 1º de enero del 2019 con un SMN de $ 16.500, agregando planteos que mejoren la perspectiva del SMN que influye en la base de muchas pirámides salariales, en la informalidad y en todo el edificio salarial del país. Y una suba más acelerada de los salarios sumergidos, junto con una estrategia que pueda ubicar en los Consejos de Salarios y en la negociación colectiva la capacitación, la formación profesional, la discusión del empleo y la generación de puestos de trabajo, los fondos sociales, o como venimos levantando muchos la reducción de la jornada de trabajo sin reducción del salario. Porque si va a haber industria 4.0 con la automatización y la robótica, no está mal que la clase obrera reclame que se reparta esas ganancias de productividad entre capital y trabajo, y una de esas formas es la reducción de la jornada de trabajo. Es increíble que en el siglo XXI, todavía la Cámara de Industria y la Cámara de Comercio se pongan contra el país, no solamente contra los trabajadores, contra las grandes mayorías nacionales y populares. Porque el aumento de salario genera el aumento de la jubilación, porque el aumento del salario y la jubilación mejora la demanda interna y eso permite que el pequeño productor agropecuario, que el pequeño productor industrial, que el pequeño bolichero, kiosquero y comerciante que viven del mercado interno, vendan más. Esta representación, que tal vez no deberíamos de llamar empresarios y deberíamos llamarles empresaurios, que tenemos en Uruguay, sigue insistiendo con una queja contra la ley de negociación colectiva en la OIT y es necesario enfrentar este planteo en todos los planos. Estas cuestiones no se enfrentan con muy floridas declaraciones; se enfrentan con organización, solidaridad y lucha a lo largo y ancho del país. Venceremos en el Consejo de Salario, porque estos es una mejor vida para las grandes mayorías, pero es una democracia absolutamente más profunda. La negociación colectiva es profundamente democrática. Y tenemos un déficit en el país que es importante subrayar. Las intendencias departamentales disponen de un nivel importante de autonomía, pero nosotros entendemos no están por arriba de la ley y del ordenamiento jurídico del país. Todavía al día de hoy, a pesar de que la totalidad de la población trabajadora ha conquistado, y lo defenderemos con lucha, el derecho a la negociación colectiva, los trabajadores municipales no tienen derecho a la negociación colectiva por rama de actividad. Por eso solicitamos al Congreso de Intendentes que acepte definitivamente concurrir a una negociación con nuestra Federación Nacional de Trabajadores Municipales, solicitamos que los trabajadores municipales no dependan del estado de ánimo del intendente, ni de su discrecionalidad, porque en el interior, la inmensa mayoría de los municipales no están presupuestados.
  • 4. En cuarto lugar, el fortalecimiento como último desafío, del nivel de unidad, conciencia, organización, iniciativa y protagonismo de la clase que no tiene nada para sobrevivir que no sea su fuerza de trabajo. Los trabajadores, productores de toda la riqueza, pero productores también de un destino para la vida de la República, nos desplegamos en un año de organización, movilización y lucha, y fortalecimiento del papel del Movimiento Sindical en toda la escena nacional Y para eso es que se desarrolla el propio Congreso Nacional Ordinario del PIT-CNT, para eso es que los trabajadores tomamos las calles y no la abandonamos, en un año de intensas e importantes acciones que deben redundar en un enorme fortalecimiento de la organización sindical a lo largo y ancho del país.

En síntesis, en el marco de la crisis mundial del capital, que no resuelve los problemas de la humanidad, en el medio de la contraofensiva del Imperialismo y las clases dominantes en nuestra América Latina, en Uruguay existe en un terreno de agudización de la disputa , donde las clases dominantes estarán cada vez más activas en organizar esto que después se convierte en reformas laborales reaccionarias, liquidación de la negociación colectiva, represión y asesinatos.

En este terreno también los demás sectores de esta sociedad, los movimientos políticos y organizaciones de la sociedad civil de distinto tipo, y principalmente el propio gobierno deberá posicionarse más allá de los discursos, con acciones concretas para dejar en claro hacia donde va a inclinar la balanza.

El Movimiento Obrero sabe cuál es su lugar, es en la calle, no para decir solamente no pasarán, si no para decir que con lucha y unidad, seguiremos avanzando rumbo a esa sociedad, en la que como quería Artigas, los más infelices sean efectivamente los más privilegiados.  





Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.