“No sabes con quién te metés” le dijo el Concejal al policía que le compró un auto

|

Detalles. Esta semana Centenario accedió a la solicitud que las fiscales Herminia Viotti (izq.) y Loreley Escobar (der.,) formalizaron sobre el caso de las figuras públicas Mengen y Battó. 


Que “no iba a caminar por tres días y que no sabía con quién se estaba metiendo”, fueron las advertencias que el concejal del Partido Nacional en el Municipio de Cardona, Carlos Mengen, le manifestó al policía de la ciudad de Mercedes, con quien está enfrentado judicialmente por un presunto caso de violencia privada, en el cual también se encuentra imputado el ex titular de la seccional policial de Cardona, comisario Ruben Battó, tras la compra de un automóvil que se pagó en parte con un cheque diferido que estaba denunciado como robado.

Los detalles surgen del pedido que la Fiscalía Departamental de segundo turno le hizo a la Juez Viviana Barlocco, que atiende el caso y al cual tuvo acceso Centenario en las últimas horas. En ese documento las fiscales Herminia Viotti y Loreley Escobar solicitan el procesamiento sin prisión de Mengen y Battó por la presunta comisión de un delito de violencia privada en calidad de autores (ver Centenario del sábado 7 de abril), dando cuenta de cómo sucedieron los hechos que determinaron con ese pedido de la Fiscalía.

Hay “elementos de convicción suficiente para presumir que los indagados C.M. (Carlos Mengen) y R.B. (Ruben Battó) incurrieron en un delito de violencia privada conforme al artículo 288 del Código Penal”, comienza diciendo el planteo de la Fiscalía.

En la narración de lo sucedido se da cuenta que el hecho tuvo lugar el 5 de marzo del año 2016, cuando Mengen, Battó y otro policía que el expediente identifica con la palabra F, que es con la que comienza su apellido, “concurrieron en un auto gris a la casa de N.l. ubicada en la ciudad de Mercedes. Una vez allí, F bajó y preguntó por C (el efectivo policial de Mercedes que denunció las amenazas) a quien conocía por ser ambos policías, invitándolo a ir al auto, diciéndole que alguien quería hablar con él”.

El denunciante accedió a “subir a la parte trasera del vehículo y una vez allí B (Battó) le entregó un documento para que firmara” tratándose de “una rescisión de contrato por la venta de un auto CITROEN”.

El efectivo se negó a firmar ese documento narra la vista Fiscal, por lo que “comenzaron a presionarlo y amenazarlo, incluso le llegaron a trancar las puertas del vehículo”. Es en ese marco que “B (Battó) le dijo que tenía que firmar porque si no se le iba a complicar. Cabe destacar que C había sido subalterno del comisario en la Seccional de Cardona, por lo cual representaba de por sí una autoridad para él a pesar que estaba "actuando" fuera de su Jurisdicción”, indica el informe de la Fiscalía.

Cuando el efectivo policial que denunció el apriete logra bajar del vehículo “les dijo que iba a presentar la denuncia, momento en el que M (Mengen) le señala que si lo hacía no iba a caminar por tres días y que no sabía con quién se estaba metiendo. Todo ello es conteste con las declaraciones testimoniales recabadas en autos”, dice el dictamen Fiscal.

En su solicitud las representantes del Ministerio Público destacan que con “respecto de N.C. (el policía denunciante) esta Fiscalía no cuenta con elementos suficientes para atribuirle responsabilidad penal, por lo que a su respecto nada se solicitará”.

En cambio sí plantean “el procesamiento sin prisión de C.M. (Carlos Mengen) y R.B. (Ruben Battó) por la presunta comisión de un delito de violencia privada en calidad de autores, conforme a los artículos 60 y 288 del Código Penal”. 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.