​Mirando a Brasil

|

Es el obrero metalúrgico convertido en Presidente. Es quien sacó a cuarenta millones de brasileños de la pobreza. Es el que confió en sumar a las élites a ese avance de todo el país, para que nadie, ni ricos ni pobres, quedaran fuera. No le fue bien a Lula con esa confianza en los más poderosos. Peor le fue al pueblo brasileño. ¡Cuánto estamos precisando cambiar estos sistemas "representativos" por una verdadera Democracia Participativa en la que la propia población controle a sus gobernantes! Con un Poder Legislativo absolutamente comprado por las corporaciones vernáculas y globales. Con un Poder Judicial tremendamente sesgado, no van a dejar que el político que cuenta con la mayor adhesión de la población, se postule a elecciones en octubre.

Nada de lo que han acusado a Lula ha sido probado. El caso más sonado fue el del apartamento que supuestamente le hubiera dado la empresa Odebrecht para beneficiarse de contratos con el Gobierno. No hay prueba alguna, pero cuando el Juez Moro no pudo encontrar nada contra Lula, igualmente terminó con la ya conocida frase de "es cierto que no hay pruebas pero yo tengo la firme convicción de que es culpable". Brasil no está en otro planeta. Brasil es nuestro vecino. Impunemente sacaron a una Presidenta legítima, como Dilma Rousseff, a quien tampoco le han podido probar actos de corrupción. Pusieron a Temer para que hiciera los mandados, y los hizo: desreguló el trabajo, permitió el despido libre, desarmó los sindicatos, sumergió a los jubilados, redujo impuestos a las empresas más grandes, retiró planes sociales para la población más vulnerada en sus Derechos, privatizó todo lo que pudo, militarizó ciudades con sus nefastas consecuencias, abrió aún más la puerta para que las corporaciones sigan arrasando la Amazonia.

Tiene apenas un 4% de adhesión ciudadana. Lula un 70% en el nordeste brasileño y un 35% en la media de todo el país. La impunidad es la de una dictadura. ¿Seguiremos hablando de Venezuela y haciendo silencio ante los atropellos a la Democracia que ocurren en el norte? ¿Qué hará el pueblo brasileño? Desde el llano, desde este sur, muchos uruguayos y uruguayas estamos junto a nuestros hermanos brasileños. Somos muchos quienes confiamos en que sabrán darle vuelta a este atropello para recuperar su senda hacia otro mundo posible.



Jorge Mota. Director Departamental de Salud de Colonia 

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.