No habrá sanción a los árbitros que protagonizaron incidente en el vestuario

|

DSC 0388

Para la Liga del Centro el incidente registrado el domingo pasado en el vestuario de los árbitros tras finalizar el encuentro entre Santa Catalina y Libertad (ver Centenario del lunes), donde Huber de los Santos cuestionó a Lisandro Garay haber asumido la conducción de la final tras la lesión de Alfredo Flores, lo que generó un intento de agresión que fue frenado gracias a la intervención de los demás colegiados presentes y la guardia de seguridad, no será motivo de sanción.

Los Neutrales y los Delegados de los clubes se reunieron el lunes pasado en sede del club Fraternidad y allí el tema no se analizó ya que se entiende que es el Colegio de Árbitros el que debe actuar en caso de considerarlo así, dijo al Periódico el Presidente de la Liga, Julio Videla. Ese asunto “quedó en manos del Colegio de Árbitros”, comentó el titular de la Liga.

En tanto el integrante de ese organismo, Claudio Real, señaló al Periódico que no está previsto aplicar una sanción por lo sucedido. El hecho de que no se cuenta con una cantidad de colegiados como para cubrir la demanda de partidos los fines de semana, puede ser un factor de peso para no tomar medidas tras lo sucedido, reconoció el dirigente.


No había un cuarto árbitro designado por el Colegio

El Colegio de Árbitros de la Liga del Centro no designó un cuarto juez para la final de la Super Copa del domingo pasado entre Santa Catalina y Libertad, como tratan de establecer aquellos que sostienen que fue correcto que Lisandro Garay continuara arbitrando la final tras la lesión del árbitro central Alfredo Flores. La Liga, a través del Colegio de Árbitros comunicó el viernes pasado la integración de las dos ternas, tanto para la final de la categoría Sub 15, como para la final de la Super Copa de primera división. En ningún momento se señala la existencia de un cuarto árbitro para una o las dos finales. Esa circunstancia es la que desactiva la posición de que se actuó correctamente, ya que reglamentariamente si hay un cuarto colegiado designado, es él quien debe continuar arbitrando el partido en caso de lesión del titular de la terna. Pero cuando no hay un cuarto árbitro establecido por el Colegio (como es este caso), quien debe continuar la conducción del partido es el primer asistente (César López), el segundo asistente (Huber de los Santos) pasa a ser el primero y quien llega para completar la terna (Lisandro Garay) queda como segundo asistente.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.