​Santa Catalina ganó la Super Copa con una delantera que hizo estragos

|


Si Nazareno Collado está encendido, si la capacidad goleadora de Sebastián Antúnez se encuentra en su máxima tensión y Abella como Díaz desbordan de habilidad y velocidad, difícilmente haya un rival en Liga del Centro que pueda superar a Santa Catalina. En la final de ayer esa delantera demostró su capacidad y por más que uno de ellos se fue expulsado en forma temprana (Abella), los “santos” fueron claramente superiores a un Libertad que tuvo intenciones pero no contó con un volumen de juego como para herir a su rival. Santa Catalina se quedó con su séptima Super Copa, la más pareja de todas, aunque paradójicamente fue la final más accesible que ha tenido en los últimos años.

El primer gol llegó a los 21 minutos de juego. Collado recibió un pase filtrado de Sebastían Antúnez y cuando tenía todo para esperar que el balón llegara a su pierna zurda y cruzar el remate, la toco rápidamente de derecha, agarró al arquero a contrapié en su intento de achicar el arco y abrió el marcador.

El segundo llegó a los cuatro minutos del complemento. Todo comenzó con una gran corrida de Nicolás Díaz por derecha que llegó hasta la línea final para sacar un centro pasado que de primera Collado le bajó a Antúnez y el goleador anotó con remate cruzado.

El tercer y definitivo gol fue de Nicolás Díaz a diez minutos del final. La jugada la prepararon Collado y Antúnez, juntándose los tres hombres que marcaron la diferencia en el partido.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.