​“La mejor tajada” del campo “se la lleva aquel que no trabaja”

|


"Economía y Cuestión Agraria: Cómo se reparte la torta del campo" fue el título de la charla brindada por Rodrigo Alonso y Ramón Gutiérrez del grupo Hemisferio Izquierdo. La actividad se desarrolló en el Plenario Intersindical de Soriano. Hemisferio Izquierdo es un grupo de contadores y economistas que vienen desarrollando una serie de investigaciones económicas, además de asesorar a diferentes grupos productivos y sindicatos.

Centenario dialogó con Rodrigo Alonso, quien se refirió a la problemática del agro y también al movimiento de autoconvocados que viene movilizándose desde principio de año.


El campo es una torta grande, ¿quién se lleva la mejor tajada?

-La mejor tajada se la lleva aquel que no trabaja en el campo y a veces ni siquiera sabe dónde queda. Son los propietarios de la tierra, que no precisamente la trabajan, solamente reciben ingresos por la propiedad y se llevan aproximadamente el 40% del PBI agropecuario.
Los trabajadores asalariados, que son los que generan la riqueza, son alrededor de 80.000 personas, y se llevan nada más que el 15% de los frutos que da su trabajo. Los capitales se llevan el 25% y el Estado, que debería recaudar para con esa riqueza hacer políticas sociales y planificar un desarrollo nacional, se lleva nada más que el 7%.


¿Y cómo se corrige eso?

-Eso implica cuestionar ciertos privilegios, aquellos que tienen los propietarios de renta agraria, que se han enriquecido exponencialmente en los últimos diez años, que hoy siguen anualmente recibiendo casi US$ 1.400 millones por concepto de renta, o sea por la propiedad, no hay trabajo a cambio.


El movimiento de autoconvocados plantea determinados reclamos, ¿qué pensás, son la solución al problema?

-El movimiento de autoconvocados amplificado por ciertos sectores empresariales, de mucho poder económico y ciertos sectores políticos, ha colocado el tema de que el problema de Uruguay es que mantiene a muchos vagos, que el Estado está muy gordo, que gasta demasiado. Si se trata de transferir recursos a quienes no trabajan, el problema no es el Mides, no son las políticas sociales, estamos hablando nada más de US$ 100 millones. El problema son los recursos que anualmente se traspasan a los rentistas dueños de la tierra, eso es un pago por no trabajar, no lo que se le paga a una madre soltera por mantener a sus hijos, que son $ 1.500 por mes para que los pueda mandar a la Escuela. Eso está bien, el Estado debe hacerlo. Lo que no debe seguir permitiendo el Estado son privilegios en momentos de ajustes…



Nota completa en edición del 24 de marzo de 2018

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.